Los retos de una profesora chilena para dar clases en línea

nosotros siempre estábamos con aforo máximo y con dos o tres grupos rotativos. Agrega que los niños quieren estar en la escuela porque tiene problemas de conectividad o porque sienten que en la cas...

nosotros siempre estábamos con aforo máximo y con dos o tres grupos rotativos. Agrega que los niños quieren estar en la escuela porque tiene problemas de conectividad o porque sienten que en la casa aprenden menos.

La comunicación con los padres y apoderados también es muy difícil porque las reuniones también son en línea. Además, se les suma otro trabajo que es súper pesado: ahora tengo que llamarlos por celular para saber cómo están ellos.

Mis apoderados tienen mi celular y ahora me llaman a cualquier hora, y sábado y domingo me mandan mensajes. Es un bombardeo de preguntas. No piensan que también tenemos familia, que queremos descansar, cuenta con voz cansada.