Canadá nombra primera gobernadora general de origen indígena

Una líder de los pueblos inuit que fungió como diplomática de Canadá fue nombrada el martes representante de la corona, lo que la convierte en la primera persona de origen indígena en tener ese c...

Una líder de los pueblos inuit que fungió como diplomática de Canadá fue nombrada el martes representante de la corona, lo que la convierte en la primera persona de origen indígena en tener ese cargo equivalente a jefa de Estado, un anuncio que se produce luego de un escándalo sobre el añejo maltrato hacia los pueblos indígenas de la nación.

Sólo construyendo puentes la gente de Canadá podrá avanzar junta, afirmó el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, durante el acto en el que se anunció el nombramiento de Mary Simon como la nueva gobernadora general.

Mary Simon ha hecho eso durante su vida, comentó Trudeau en el evento realizado en el Museo Canadiense de Historia en Gatineau, Quebec.

Sé que ella ayudará a seguir allanando ese camino. Adicionalmente, todos seremos más fuertes por ello. Hoy, después de 154 años, nuestro país da un paso histórico. No puedo pensar en una mejor persona para este momento.

El primer ministro precisó que la reina Isabel II de Gran Bretaña avaló el nombramiento de quien será su representante en Canadá.

El nombramiento surge luego de que se dio a conocer el hallazgo de cientos de tumbas clandestinas de niños en los terrenos de antiguos internados a lo largo y ancho de Canadá, instituciones a las que los niños indígenas fueron reubicados a la fuerza durante generaciones.

Simon nació en Kangiqsualujjuaq, en la región de Nunavik en el norte de Quebec y es la expresidenta de la Inuit Tapiriit Kanatami, una organización nacional de defensa de los derechos indígenas.

En el acto, Simon comenzó su intervención hablando en inuktitut y luego agradeció en inglés a Trudeau por la oportunidad histórica, señalando que se sentía honrada y lista para ser la primera gobernadora general indígena de Canadá.

Comentó que su nombramiento era un momento histórico e inspirador para Canadá y un paso hacia adelante en el largo camino hacia la reconciliación.

Simon reemplaza a Julie Payette, quien renunció en enero luego de un reporte independiente sobre el ambiente laboral tóxico que se había desarrollado durante su periodo.