Continúan las secuelas del mayor ataque global de ransomware

a los clientes afectados.

a los clientes afectados.

Pero a última hora del domingo, el grupo REvil ofrecía en su sitio de la dark web un decodificador universal para restaurar los datos secuestrados de todas las víctimas del ataque mediante Kaseya a cambio de 70 millones de dólares en criptomonedas. Algunos investigadores consideraron la oferta como una estrategia publicitaria; otros creen que indicaba que los delincuentes tienen más víctimas de las que pueden manejar.

Suecia podría ser el país más afectado. Su ministro de Defensa, Peter Hultqvist, se lamentó en una entrevista de lo frágil que es el sistema en lo que respecta a la seguridad informática. La mayoría de las 800 tiendas de la cadena sueca de alimentos Coop cerraron por tercer día consecutivo, debido a que sus cajas registradoras resultaron afectadas. Una cadena de farmacias, gasolineras, los ferrocarriles estatales y la emisora pública SVT también fueron golpeadas por el ataque.