Chipre: 4 muertos en un "destructivo" incendio forestal

Equipos de búsqueda chipriotas encontraron el domingo los cuerpos de cuatro personas ante un pueblo arrasado por el fuego, en lo que el ministro del Interior describió como el incendio más destruct...

Equipos de búsqueda chipriotas encontraron el domingo los cuerpos de cuatro personas ante un pueblo arrasado por el fuego, en lo que el ministro del Interior describió como el incendio más destructivo en la historia de la isla mediterránea.

Voluntarios de Defensa Civil descubrieron los restos a las afueras del poblado de Odou, en el sur de la cordillera de Troodos, indicó Nicos Nouris.

Las autoridades intentaban confirmar si los cuerpos eran los de cuatro hombres egipcios que estaban desaparecidos y que los equipos de búsqueda habían intentado localizar.

Estamos experimentando el incendio más destructivo desde la fundación de la República de Chipre, tanto en daños materiales como, por desgracia, en términos de vidas humanas dijo Nouris.

El presidente, Nicos Anastasiades, describió el incendio como una tragedia sin precedentes salvo por la destrucción de la guerra de 1974 que dividió la isla por comunidades étnicas tras la invasión turca en respuesta a un golpe que pretendía unir el territorio a Grecia.

Aviones griegos e israelíes se sumarían el domingo a otros 11 aviones y helicópteros en las labores de extinción, indicó Nouris.

El incendio, que comenzó el sábado por la tarde, obligó a evacuar al menos ocho pueblos de montaña, destruyó varias casas y por ahora ha calcinado más de 50 kilómetros cuadrados (20 millas cuadradas) de bosques de pinos y frutales, según el Ministerio chipriota de Medio Ambiente.

Residentes de la zona que vieron arder sus casas acusaron al gobierno de responder demasiado despacio al incendio.

Las aeronaves de bomberos y los equipos de tierra se centraban en dos grandes frentes del fuego entre los poblados de Odou y Vavatsinia. Las autoridades, señaló Nouris, eran moderadamente optimistas en que harían progresos para repeler las llamas.

Durante una visita a pueblos afectados, Anastasiades dijo que las llamas estaban parcialmente contenidas, aunque se temía que el fuego pudiera reavivarse si el viento volvía a ganar fuerza por la tarde.

Treinta y seis personas evacuadas de sus hogares estaban alojadas en la capital, Nicosia, indicó el ministro. Los residentes del municipio de Melini habían recibido entregas de comida y agua.

Las llamas forzaron al gobierno chipriota a pedir apoyo aéreo de los países de la Unión Europea y la vecina Israel. Responsables de bomberos indicaron que se había movilizado a todo el departamento para combatir las llamas, incluidos los trabajadores que no estaban de servicio.

Unos 70 camiones de bomberos, siete topadoras y 10 cisternas de agua participaban en la operación. Muchos voluntarios se sumaron a los trabajos de extinción.

Las autoridades presentaron cargos de incendio provocado contra un hombre de 67 años, según la policía. Una corte ordenó que permaneciera en prisión durante ocho días para asistir a la investigación sobre la causa del incendio.