EEUU entrega base de Bagram a Afganistán 20 años después

Tras casi 20 años, el ejército de Estados Unidos abandonó el viernes la Base Aérea de Bagram, el epicentro de su guerra para derrocar a los talibanes y perseguir a los autores de los ataques terro...

Tras casi 20 años, el ejército de Estados Unidos abandonó el viernes la Base Aérea de Bagram, el epicentro de su guerra para derrocar a los talibanes y perseguir a los autores de los ataques terroristas de Al Qaeda el 11-S, dijeron dos funcionarios estadounidenses.

La base aérea fue entregada a la Fuerza Nacional de Defensa y Seguridad de Afganistán, señalaron los funcionarios, que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a dar esa inforamación a los medios.

Según una de las fuentes, el mando militar estadounidense de mayor rango o en Afganistán, el general Austin S. Miller, aún conserva todas las capacidades y autoridad para proteger a las fuerzas".

La retirada del aeródromo de Bagram es el indicio más claro de que los últimos de los entre 2.500 y 3.500 soldados estadounidenses han abandonado el país o están a punto de hacerlo, meses antes del 11 de septiembre, la fecha prometida por el presidente Joe Biden.

Poco después de que a mediados de abril anunciara que Estados Unidos estaba poniendo fin a su guerra eterna, quedó claro que la salida de sus soldados y del estimado de 7.000 aliados de la OTAN estaría más cerca del 4 de julio, el Día de la Independencia estadounidense.

La mayoría de los soldados de la OTAN se han marchado de Afganistán de forma discreta desde esta semana. Los anuncios de varias naciones analizados por The Associated Press muestran que la mayoría de los efectivos europeos se fueron sin muchas ceremonias, en un claro contraste con la dramática demostración pública de fuerza y unidad cuando la alianza respaldó la invasión de Estados Unidos en 2001.

Washington ha rechazado decir cuándo saldrá del país su último soldado citando motivos de seguridad, pero también se está negociando aún la protección del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de la capital, Kabul. En la actualidad, las instalaciones están protegidas por efectivos turcos y estadounidenses. Ese operativo está incluido en la misión Apoyo Decidido, que es la que está a punto de finalizar.

Estados Unidos mantendrá alrededor de 650 soldados en Afganistán para proteger su amplia embajada en la capital. Se entiende que este destacamento estará contemplado en un acuerdo bilateral con el gobierno afgano.

La salida de Estados Unidos y la OTAN coincide con el rápido avance de los insurgentes talibanes en varias zonas del país, donde han invadido docenas de distritos y abrumado a las fuerzas de seguridad locales.

En un preocupante avance, el gobierno de Kabul ha resucitado milicias con antecedentes de violencia brutal para asistir a las fuerzas de seguridad. En lo que tuvo todas las características de una última conferencia de prensa, el general Miller advirtió esta semana que la continua violencia pone al país en riesgo de una posible guerra civil y señaló que el mundo debería estar preocupado.

___

La periodista de The Associated Press Lolita Baldor en Washington contribuyó a este despacho.