EEUU: Gobierno no puede rechazar nombres ofensivos en marcas

Una corte federal de apelaciones falló el martes que el gobierno no puede rehusarse a registrar marcas comerciales que puedan ser consideradas despectivas u ofensivas, una decisión que podría...

Una corte federal de apelaciones falló el martes que el gobierno no puede rehusarse a registrar marcas comerciales que puedan ser consideradas despectivas u ofensivas, una decisión que podría fortalecer la posición de los Redskins de Washington en su disputa legal sobre el nombre del equipo.

El fallo de la Corte de Apelaciones del Circuito Federal fue a favor del grupo de rock asiático-estadounidense The Slants, que ha pasado años tratando de registrar su nombre. La Oficina de Patentes y Marcas Registradas se había rehusado a brindarle protección legal al nombre con la premisa de que era despectivo para los asiáticos.

Escribiendo a nombre de los nueve jueces que conformaron la mayoría, la jueza Kimberly Moore señaló que la Primera Enmienda protege "incluso al lenguaje hiriente que podría lastimar a miembros de comunidades vulnerables". Dijo que una ley federal que prohíba los nombres comerciales ofensivos es anticonstitucional.

"Sin importar nuestros sentimientos personales sobre la marca en cuestión aquí, o cualquier nombre comercial despectivo, la Primera Enmienda prohíbe a reguladores gubernamentales denegar el registro debido a que su lenguaje pudiera ser ofensivo para otros", comentó Moore.

Ahora, el gobierno debe decidir si apelará el caso ante la Corte Suprema.

En un caso por separado, los Redskins apelan la orden de un juez federal en Virginia, emitida en julio, de cancelar el registro de nombre de marca del equipo. El juez falló que el nombre de Redskins (Pieles Rojas) podría ser despectivo para los indígenas estadounidenses.

Pese a que la disputa de los Redskins es ante otra corte federal de apelaciones en Richmond, Virginia, la decisión del Circuito Federal involucra los mismos conceptos legales. La audiencia en la corte de apelaciones en el caso de los Redskins no está obligada a apegarse a la decisión del martes.

Los Redskins han argumentado que una prohibición al registro de marcas comerciales despectivas es una carga anticonstitucional a la libertad de expresión. Desde hace tiempo, el equipo ha dicho que su nombre tiene la intención de honrar a los indígenas estadounidenses, no insultarlos, y no existen pruebas de que un segmento importante de esa población considere el nombre de Redskins como ofensivo.

Moore reconoció que el fallo podría tener un impacto en otros casos.

"Reconocemos que el invalidar esta provisión podría resultar en un mayor registro de marcas que ofendan a comunidades vulnerables", admitió Moore.

El fundador de The Slants, Simon Tam, quien formó la banda en Portland, Oregon, en 2006, ha argumentado desde hace tiempo que se eligió ese nombre como una declaración de orgullo racial y cultural.