Irán: Clérigo de línea dura encabezará el Poder Judicial

El líder supremo de Irán nombró el jueves a un clérigo de línea dura sancionado por Occidente como el nuevo jefe judicial del país, informaron los medios estatales, en reemplazo del ahora presid...

El líder supremo de Irán nombró el jueves a un clérigo de línea dura sancionado por Occidente como el nuevo jefe judicial del país, informaron los medios estatales, en reemplazo del ahora presidente electo que anteriormente ocupaba el poderoso cargo.

El nuevo jefe, Gholamhossein Mohseni Ejehi, de 64 años, asumirá el cargo que tenía Ebrahim Raisi, quien ascenderá al cargo civil más alto del país después de su victoria electoral a principios de este mes.

El ayatolá Alí Jamenei, quien tiene la última palabra en todos los asuntos estatales en Irán, anunció el nombramiento de Ejehi, exhortándolo a abogar por la justicia y luchar contra la corrupción.

Ejehi se hace cargo de un poder judicial ampliamente criticado por grupos de derechos internacionales, por ser uno de los principales ejecutores del mundo, además de llevar a cabo juicios a puerta cerrada de personas con doble nacionalidad e individuos que tienen vínculos con Occidente.

Raisi, el anterior jefe judicial y protegido de Jamenei, fue sancionado por Estados Unidos en parte por su participación en la ejecución de miles de presos políticos en 1988, así como por su periodo en el poder judicial.

El anuncio del jueves era muy esperado ya que Ejehi, considerado cercano a Jamenei, se había desempeñado como subjefe del poder judicial después de una larga trayectoria en esa rama del poder iraní, incluso como fiscal general. En ese puesto, de 2009 a 2014, presionó para limitar aún más el acceso de los ciudadanos a internet y aplicaciones populares de redes sociales, lo que generó preocupaciones entre sus oponentes por el aumento de la opresión social.

De 2005 a 2009, durante el primer mandato del expresidente populista de línea dura Mahmoud Ahmadinejad, Ejehi se desempeñó como ministro de inteligencia, luego de décadas de tener una participación profunda en varios servicios, que se remontan a su cargo como jefe de la oficina de reclutamiento del ministerio en la década de 1980.