Cámara baja lanza nueva pesquisa sobre asalto a Capitolio

Dividida en bloques partidistas, la Cámara de Representantes lanzó el miércoles una nueva pesquisa sobre la insurrección del 6 de enero en el Capitolio, al aprobar una comisión selecta para inves...

Dividida en bloques partidistas, la Cámara de Representantes lanzó el miércoles una nueva pesquisa sobre la insurrección del 6 de enero en el Capitolio, al aprobar una comisión selecta para investigar el ataque mientras los policías que resultaron lesionados al enfrentar a los partidarios del expresidente Donald Trump observaban desde la galería.

La votación para formar el panel fue de 222-190, y los republicanos objetaron que una mayoría demócrata esté a cargo. La medida se tomó después de que los republicanos del Senado bloquearon la creación de una comisión independiente que estaría dividida equitativamente entre ambos partidos.

Enfatizando la importancia que los demócratas le dieron a la votación, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo a los legisladores que "seremos juzgados por las futuras generaciones según cómo valoremos nuestra democracia.

La representante Liz Cheney, quien perdió su puesto en el liderazgo del Partido Republicano por sus críticas hacia Trump, fue una de sólo dos republicanos que votaron a favor de la comisión. Nuestra nación, y las familias de los valientes policías que resultaron lesionados defendiéndonos o murieron tras el ataque, merecen respuestas, declaró.

Pero el republicano Brad Wenstrup rechazó la nueva pesquisa, a la que calificó de incompleta e insuficiente porque no analizaría otros incidentes, incluido el tiroteo de 2017 en un campo de béisbol que lesionó de gravedad al representante republicano Steve Scalise.

Pelosi ha dicho que prefería que un panel independiente dirigiera la pesquisa, pero que el Congreso no puede seguir esperando a que comience una investigación más profunda de la insurrección que representó el peor ataque al Capitolio en más de 200 años.

Las tensiones en el Congreso han empeorado desde el asedio de los partidarios de Trump. Un breve sentimiento de indignación compartida ha dado paso a la política partidista e intentos entre algunos republicanos de restar importancia a los acontecimientos de ese día. La mayoría de los republicanos han aclarado que quieren dejar atrás la insurrección ”y el papel de Trump en ésta”, aunque muchos de ellos huyeron de la turba violenta.

El panel estaría dirigido por los demócratas, y Pelosi nombraría un presidente y a por lo menos ocho de los 13 miembros de la comisión. La resolución le da la posibilidad de intervenir en el nombramiento de los otros cinco miembros, indicando que serán nombrados previa consulta con el líder republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy.