Rusia hace obligatorias algunas vacunaciones tras repunte

determinaron este mes que la vacunación sea obligatoria para empleados de determinados sectores como oficinas gubernamentales, comercios minoristas, atención médica, educación, restaurantes y otra...

determinaron este mes que la vacunación sea obligatoria para empleados de determinados sectores como oficinas gubernamentales, comercios minoristas, atención médica, educación, restaurantes y otras ramas de servicios, como gimnasios y centros de belleza.

Las autoridades de Moscú dijeron que las empresas deberían suspender de sueldo a los trabajadores que no estén dispuestos a inmunizarse y amenazaron con suspender temporalmente las operaciones de los negocios que no cumplan con el objetivo de tener al 60% de su plantel con al menos una dosis antes del 15 julio y con las dos antes del 15 de agosto.

A partir del lunes, los restaurantes, cafeterías y bares de la capital rusa sólo aceptarán a clientes que demuestren haber sido vacunados, que hayan sobrevivido al COVID-19 en los últimos seis meses o que puedan mostrar un test negativo realizado en las 72 horas anteriores. Además, se limitará la atención hospitalaria electiva a quienes estén totalmente vacunados o pueden demostrar que tienen anticuerpos para combatir el virus.

Estas medidas parecen ser un acto de desesperación por parte de las autoridades.

Ellos mismos se arrinconaron y ahora no tienen opción, opinó Judy Twigg, profesora de Ciencias Políticas especializada en Salud Global en la Virginia Commonwealth University.

Sobrevaloraron tanto la vacuna que la gente no confía en ella. Luego tomaron una serie de medidas que eran un claro intento de hacer que pareciera que el gobierno lo tenía todo bajo control, que la pandemia no era gran cosa... Adicionalmente, ahora están en esta situación, como era de esperar, donde la baja tasa de vacunación fue una puerta a la entrada de la variante delta, agregó.

El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, insistió el viernes en que no había vacunas obligatorias y que nadie está haciendo que los rusos reciban vacunas. A principios de esta semana, Peskov explicó que quienes deben vacunarse debido a su tipo de trabajo pueden rechazarlo y buscar un empleo distinto.

El gobernador de la región sureña de Krasnodar, hogar del balneario de Sochi en el Mar Negro, dijo que los hoteles y sanatorios sólo alojarán a los vacacionistas que entreguen una prueba de coronavirus negativa o un certificado de vacunación a partir del 1 de julio. A partir del 1 de agosto, sólo serán aceptadas las personas vacunadas.

Desde esos anuncios, hubo una avalancha de cancelación de reservas en Sochi, que generalmente es popular, informó la Asociación de Operadores Turísticos de Rusia.

Las órdenes han generado respuestas mixtas, y algunos dicen que son bienvenidas si evitan el cierre de negocios, mientras que otros dicen que no está claro cómo los empleadores pueden persuadir a quienes no quieren vacunarse.

La mayoría de los restaurantes creen que la vacunación es necesaria, aseguró Sergei Mironov, fundador de una cadena de restaurantes y vicepresidente de la Federación de Restauradores y Hoteleros. Pero es necesario crear las condiciones (adecuadas) para la (campaña) de vacunación, agregó.