Medios iraníes: Frenan un "sabotaje" en instalación nuclear

Las autoridades iraníes frustraron un ataque de sabotaje contra el programa civil nuclear, según indicó el miércoles un medio iraní cercano a los servicios de seguridad del país sin dar más inf...

Las autoridades iraníes frustraron un ataque de sabotaje contra el programa civil nuclear, según indicó el miércoles un medio iraní cercano a los servicios de seguridad del país sin dar más información.

El ataque fue detenido antes de causar ningún daño en el edificio, según el sitio web Nournews, que se cree es cercano al Consejo Supremo de Seguridad Nacional. El caso está bajo investigación, añadió.

Un funcionario iraní se refirió al reporte de Nournews cuando se le pidieron comentarios. El funcionario habló bajo condición de anonimato porque no tenía autorización para comentar el tema con los medios. En un primer momento no había información sobre cómo se había realizado el intento de sabotaje.

El edificio afectado se encontraba cerca de Karaj City, unos 40 kilómetros (25 millas) al oeste de la capital, Teherán, según la agencia semioficial de noticias ISNA.

La Organización Iraní de Energía Atómica describe el recinto en Karaj como un centro fundado en 1974 dedicado a la mejora de la calidad de la tierra, el agua, la producción agrícola y ganadera a través de la tecnología nuclear.

El sitio del diario estatal IRAN publicó el mismo reporte, sin indicar el lugar del incidente ni dar más detalles.

La televisora estatal recogió el reporte en sus boletines.

En los últimos meses se han reportado varios supuestos sabotajes contra el programa nuclear iraní. La instalación nuclear subterránea de Natanz sufrió en abril un misterioso apagón que dañó algunas de sus centrifugadoras.

Irán describió el apagón como un acto de terrorismo nuclear, en medio de un aumento de las tensiones mientras varias potencias internacionales y Teherán negociaban un regreso a su maltrecho acuerdo nuclear de 2015.

Se cree que Israel que el sabotaje que provocó el apagón fue obra de Israel, aunque el país no se ha atribuido la autoría.

El año pasado se registró una misteriosa explosión en la planta de ensamblaje de centrifugadoras avanzadas de Natanz, que las autoridades describieron más tarde como un sabotaje. Irán está reconstruyendo esas instalaciones en el corazón de una montaña cercana. Teherán también atribuyó a Israel el asesinato en noviembre del científico que comenzó el programa nuclear militar del país varias décadas antes.

Las tensiones en la región se han disparado en medio del colapso del acuerdo que concedía a Irán alivio de las sanciones internacionales a cambio de poner límites a su programa nuclear. El entonces presidente de Estados Unidos Donald Trump retiró en 2018 a su país del acuerdo de forma unilateral, lo que desencadenó una serie de incidentes que amenazaron a la región.