Candidata en Florida acusa a rival de querer matarla

Un tribunal comenzó el martes a sopesar las denuncias presentadas por una candidata legislativa republicana de Florida, de que una rival de su mismo partido tramó asesinarla.

Un tribunal comenzó el martes a sopesar las denuncias presentadas por una candidata legislativa republicana de Florida, de que una rival de su mismo partido tramó asesinarla.

Anna Paulina Luna, candidata a representante por el Distrito 13, acusa a su rival republicano William Braddock de acecharla y de querer que muera.

Luna solicitó una orden de alejamiento permanente contra Braddock. La jueza Doneene Loar previamente había aprobado una orden de alejamiento temporal para proteger a Luna y a una activista allegada, Erin Olszewski, al surgir los señalamientos.

En el tribunal el martes, Braddock declaró que se opone a la orden de alejamiento y que primero debería obtenerse, revisarse y validarse cualquier evidencia en su contra. No mencionó específicamente las acusaciones en su contra, pero anteriormente las ha rechazado, calificándolas de maniobra política.

No sé qué evidencias tienen, expresó Braddock en el tribunal.

La jueza Loar accedió a postergar la audiencia hasta el 9 de julio para que ambas partes intercambien evidencias. Advirtió que las órdenes de protección temporales siguen vigentes y que Braddock no debe violarlas.

En su denuncia, Luna dice haber recibido copias de mensajes de texto entre Braddock y asociados de él en los que, supuestamente, él quiere sacarme. Añade que otras personas le han dicho que eso quiere decir que él quiere matarme.

No me siento segura y actualmente temo por mi vida debido al señor Braddock, dice Luna en su denuncia.

El caso dio un vuelco más extraño la semana pasada, cuando el periódico Politico reportó que Olszewski había grabado clandestinamente una conversación con Braddock en donde éste dice que un escuadrón de muerte ruso y ucraniano podría matar a Luna en 24 horas.

Luna va a caer y espero que sea por su propia cuenta, dice Braddock en la grabación, según la transcripción de Politico. Para el bien de la mayoría hay que sacrificar a una minoría, agrega la voz.

Según esa versión, Braddock declaró que el escuadrón debería estar entrenado para combate a corta distancia para asegurar que no haya errores.

Nada de francotiradores. Tiene que ser bien de cerca, para que puedan confirmar que el objetivo ha sido eliminado, dice Braddock según la versión de Politico. Añade que Braddock ha dicho que no ha escuchado esa grabación y que no hay pruebas de que él es quien habla.