Fondo de Dubái sufre enorme pérdida en medio de pandemia

y la firma constructora Emaar Properties, que construyó la Torre Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo. La empresa logró ganancias de 4.900 millones de dólares en 2019.

y la firma constructora Emaar Properties, que construyó la Torre Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo. La empresa logró ganancias de 4.900 millones de dólares en 2019.

Al reportar la pérdida, el conglomerado citó los efectos graves de la pandemia en los viajes, el sector hotelero, las ventas minoristas y el sector de bienes raíces, sectores que han estado detrás del desarrollo de Dubái, ciudad que exhibe hoteles lujosos y centros comerciales colosales. El desempeño del conglomerado, que agrupa a unas 40 propiedades, es considerado un barómetro de la ciudad en general.

Las pocas ganancias logradas el año pasado vinieron de los servicios financieros como Emirates NBD, uno de los bancos más grandes de Emiratos írabes Unidos.

El reporte surge una semana después de que la aerolínea Emirates registró una asombrosa pérdida de 5.500 millones de dólares en 2020, su primera pérdida en tres décadas, en momentos en que el sector de viajes sufre una contracción inédita.

El gobierno de Dubái inyectó 3.100 millones de dólares a la aerolínea cuando ésta reportó una disminución de 66% en sus ingresos, prueba de la importancia que tiene Emirates Air para Dubái, una ciudad-estado futurista entre Europa y Asia, fundada con base en la promesa de la globalización. Como punto de comparación, en el año fiscal 2015-2016, Emirates obtuvo ganancias de 1.900 millones de dólares, un récord que no ha repetido.

En su comunicado, el conglomerado menciona varios obstáculos que enfrentó en 2020, desde la cancelación de vuelos hasta los precios bajos del petróleo. Si bien Dubái no tiene tanta riqueza petrolera como la capital Abu Dabi, su economía se basa en los petrodólares.