10 muertos tras asalto a zonas rebeldes en Siria

Fuerzas del gobierno y rebeldes se enfrentaron en el noroeste de Siria el lunes y fallecieron por lo menos 10 personas, la mayoría en las zonas insurgentes, informaron la prensa local y activistas.

Fuerzas del gobierno y rebeldes se enfrentaron en el noroeste de Siria el lunes y fallecieron por lo menos 10 personas, la mayoría en las zonas insurgentes, informaron la prensa local y activistas.

La violencia ha aumentado en semanas recientes en la zona, en un extremo del último reducto que les queda a los insurgentes en la provincia de Idlib, en el noroeste del país.

La región estuvo en calma un tiempo, después de la tregua forjada en marzo del año pasado por Turquía y Rusia que puso fin a una cruenta ofensiva oficialista por aire y tierra que mató a miles de personas y obligó a un millón a huir hacia la frontera turca.

Las fuerzas oficialistas concentraron su artillería contra las aldeas de Ihsim y Barah en el extremo sur de Idlib matando a nueve personas, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que monitorea el conflicto desde Gran Bretaña. Trece personas resultaron heridas en Barah, añadió.

Taher al-Omar, un activista en Idlib, afirmó que entre los fallecidos está el comandante del grupo Hayat Tahrir al-Sham vinculado a Al Qaeda, así como miembros de otros grupos violentos. Añadió que tres civiles murieron allí también.

Por su parte los insurgentes cañonearon la aldea de Joreen, tomada por los oficialistas, matando a una niña e hiriendo a su padre, informó la agencia estatal de noticias SANA.

El conflicto en Siria ha matado a medio millón de personas y ha obligado a la mitad de sus 23 millones de habitantes a abandonar sus viviendas en los 10 años desde que comenzó. Entre los refugiados, unos 5 millones han abandonado el país.