Palestinos chocan con policía israelí en Jerusalén

Los palestinos protestaron el viernes tras los servicios religiosos en la mezquita Al Aqsa de Jerusalén y chocaron brevemente con la policía israelí, en enfrentamientos que dejaron tres manifestant...

Los palestinos protestaron el viernes tras los servicios religiosos en la mezquita Al Aqsa de Jerusalén y chocaron brevemente con la policía israelí, en enfrentamientos que dejaron tres manifestantes heridos.

Una serie de choques mucho más violentos en el sitio en abril y mayo contribuyeron a la guerra de 11 días del mes pasado en Gaza. El sitio es el tercer lugar más sagrado del islam y el más sagrado para los judíos, que lo llaman el Monte del Templo porque era la localidad de templos bíblicos.

Ha sido un escenario frecuente de violencia entre palestinos e israelíes. Esta vez, la policía se abstuvo de ingresar al complejo y pareció actuar con más autocontrol, posiblemente por órdenes del nuevo gobierno de Israel. El servicio de emergencia de la Media Luna Roja dijo que de los tres palestinos heridos, dos fueron lesionados por balas de goma y un tercero por una piedra.

Jóvenes palestinos lanzaron piedras a los policías parados a la entrada del complejo, que respondieron con balas de goma y granadas aturdidoras.

Centenares de palestinos protestaron tras los servicios del viernes en respuesta a una manifestación de ultranacionalistas judíos el martes, en la que decenas de éstos corearon Muerte a los árabes y Que arda tu aldea. Los palestinos protestaron además por los insultos proferidos contra el profeta islámico Mahoma, luego de que un video que circuló en internet mostró a los participantes denigrándolo durante la marcha del martes.

Las tensiones siguen altas desde que un cese del fuego informal frenó la guerra en Gaza. La manifestación ultranacionalista del martes fue realizada para celebrar la captura israelí de Jerusalén oriental, incluso la Ciudad Vieja y sus sitios sagrados, en la guerra de 1967. La policía desalojó a la fuerza a palestinos de la ruta de la marcha y dio seguridad, mientras muchos participantes coreaban lemas racistas.

En la Franja de Gaza, entretanto, activistas movilizados por el gobierno islamista de Hamas enviaron globos incendiarios a través de la frontera con Israel, causando fuegos en campos y granjas. Israel lanzó ataques aéreos el miércoles y el jueves, contra lo que dijo eran posiciones de Hamas.

No hubo bajas por los ataques, pero la violencia amenazaba con poner fin a la tregua mediada por Egipto, que se ha estado reuniendo con Israel y Hamas para solidificarla.

Israel juramentó un nuevo gobierno el fin de semana, poniendo fin con ello a 12 años de Benjamin Netanyahu en el poder. El gobierno depende de una frágil coalición de partidos de todo el espectro israelí y se espera que deje a un lado lo más posible los asuntos con los palestinos.