EEUU incluye en lista negra a diputado guatemalteco

Estado Unidos incluyó el jueves en su lista negra al diputado guatemalteco Boris España Cáceres al implicarlo en importantes actos de corrupción en la nación centroamericana.

Estado Unidos incluyó el jueves en su lista negra al diputado guatemalteco Boris España Cáceres al implicarlo en importantes actos de corrupción en la nación centroamericana.

La medida, anunciada por portavoz del Departamento de Estado Ned Price, prohíbe el ingreso de España Cáceres y de su familia a Estados Unidos.

Esta designación reafirma el compromiso de Estados Unidos de combatir la corrupción y la impunidad que azota a Guatemala y otras naciones de la región, explicó el Departamento de Estado en un comunicado.

Boris España es miembro del partido Todos, el cual es liderado por el también congresista Felipe Alejos, quien el 21 de abril fue sancionado por el Departamento de Estado por interferir en el proceso de selección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

The Associated Press intentó comunicarse con el diputado España vía telefónica, pero no respondió a llamadas, al igual que el departamento de comunicación del partido Todos.

España también figura en una lista que la congresista estadounidense Norma Torres publicó el 18 de mayo sobre funcionarios vinculados a actos de corrupción en Guatemala, Honduras y El Salvador. El informe señala que el diputado actuó como intermediario clave en una red de tráfico de influencias y corrupción activa de sobornos.

La Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) señaló a España en los casos de corrupción llamados Asalto al Ministerio de Salud y Subordinación del Legislativo al poder Ejecutivo, pero ambos casos fueron rechazados por los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, afines al oficialismo y a la bancada del partido Todos.

España es congresista desde el 2012 y ha sido electo en representación al departamento de Chiquimula, en donde también fungió como gobernador. Formó parte del Partido Patriota que fue cancelado por el Tribunal Supremo Electoral por financiamiento electoral ilícito.