China envía a 3 astronautas a su estación espacial Tianhe

China lanzó el jueves su primera tripulación para su nueva estación espacial, en lo que es su primera misión con astronautas en cinco años.

China lanzó el jueves su primera tripulación para su nueva estación espacial, en lo que es su primera misión con astronautas en cinco años.

Los tres tripulantes, ya con sus trajes espaciales, fueron despedidos por el comandante del programa espacial tripulado de China, otro personal uniformado y una multitud de niños que agitaban flores y banderas y entonaban canciones patrióticas. Los tres se despidieron y luego ingresaron al elevador que los llevaría a la nave en el centro de lanzamiento de Jiuquan, en el noroeste de China.

Los astronautas viajan en la nave Shenzhou-12 impulsada por un cohete Long March-2F Y12, el cual despegó poco después de la hora programada de las 9:22 de la mañana. El cielo estaba despejado y la visibilidad casi perfecta en el centro de lanzamiento ubicado en el borde del desierto de Gobi.

Dos astronautas veteranos y uno en su primer viaje se dirigen a la estación Tianhe, que significa Armonía Celestial, donde permanecerán tres meses en los que realizarán experimentos, probarán equipo, efectuarán labores de mantenimiento y prepararán la estación para que reciba dos módulos adicionales el año próximo.

El cohete se separó de sus propulsores aproximadamente a los dos minutos de vuelo, a lo cual siguió la unión que rodeaba a la Shenzhou-12 en la parte superior del cohete. Después de unos 10 minutos se separó de la sección superior del cohete y extendió sus paneles solares.

Después de que la Tianhe fue lanzada en abril, el cohete que la llevó al espacio reingresó a la Tierra en forma descontrolada, ante lo cual China rechazó las críticas. Normalmente, las etapas descartadas de los cohetes reingresan a la atmósfera poco después del despegue, usualmente sobre agua, y no entran en órbita.

El cohete utilizado el jueves es de un tipo distinto y se prevé que los componentes que reingresarán se quemen mucho antes de que pudieran ser motivo de peligro, dijo Ji Qiming, director adjunto de la Agencia de Vuelos Espaciales Tripulados de China.