Estudio: 50% de cosméticos en EEUU tienen sustancias tóxicas

y es poco probable que afecten a la población.

y es poco probable que afecten a la población.

Una ficha técnica publicada en el sitio web de la agencia señala que la agencia seguirá monitoreando los datos que proporcione la industria de manera voluntaria y los estudios publicados a medida que avanza la ciencia en torno a las PFAS en cosméticos.

Sin embargo, las PFAS son un problema cada vez más preocupante para los legisladores que buscan regular su uso en los productos de consumo. Los resultados del estudio se dieron a conocer en un momento en que un grupo bipartidista de senadores presentó una iniciativa para prohibir el uso de PFAS en cosméticos y otros artículos de belleza.

No hay nada seguro y nada bueno sobre las PFAS, dijo el senador demócrata Richard Blumenthal, quien introdujo la iniciativa sobre cosméticos junto con la senadora republicana Susan Collins. Estos químicos son una amenaza escondida a plena vista que las personas literalmente exhiben en sus rostros todos los días.

La Agencia de Protección Ambiental también recopila información sobre los usos y los riesgos para la salud de las PFAS mientras sopesa regulaciones para reducir los posibles riesgos causados por la sustancia química.

El Consejo de Productos de Cuidado Personal, una asociación empresarial que representa a la industria de los cosméticos, señaló en un comunicado que se puede encontrar una pequeña cantidad de PFAS como ingredientes o en niveles mínimos en productos como lociones, esmaltes para uñas, maquillaje para los ojos y bases. Las sustancias son utilizadas para la consistencia y textura del producto y están sujetas a los requisitos de seguridad de la FDA, dijo Alexandra Kowcz, la directora científica del consejo.

Nuestras compañías miembros toman muy en serio la responsabilidad por la seguridad del producto y la confianza de las familias en esos productos, comentó y añadió que el grupo está a favor de prohibir ciertas PFAS en cosméticos. La ciencia y seguridad son la base de todo lo que hacemos.

Sin embargo, Graham Peaslee, un profesor de física en Notre Dame y el investigador principal del estudio, señaló que los cosméticos suponen un riesgo inmediato y a largo plazo. Las PFAS son una sustancia química persistente. Cuando llegan al torrente sanguíneo, se quedan ahí y se acumulan, comentó Peaslee.

El estudio no menciona empresas específicas.