Prevén disturbios por marcha de ultras judíos en Jerusalén

Las autoridades israelíes se preparaban el martes para posibles disturbios relacionados con una marcha de ultranacionalistas judíos en Jerusalén oriental, que representa una prueba para el frágil ...

Las autoridades israelíes se preparaban el martes para posibles disturbios relacionados con una marcha de ultranacionalistas judíos en Jerusalén oriental, que representa una prueba para el frágil nuevo gobierno del país y para la tenue tregua con los milicianos de Hamas, que gobiernan la Franja de Gaza.

Los palestinos consideran como una provocación la marcha, que generalmente atraviesa la Puerta de Damasco de la Ciudad Vieja antes de adentrarse en el corazón del Barrio Musulmán. Hamas ha pedido a los palestinos que resistan la marcha, una versión del cual se realizó en el apogeo de los disturbios del mes pasado en la ciudad y detonó en la guerra de 11 días en Gaza.

Aunque existe preocupación de que la marcha del martes aumente las tensiones, cancelarla habría abierto la puerta a críticas intensas contra el recién nombrado primer ministro Naftali Bennett y a otros miembros de derecha en la coalición, pues algunos sectores la habrían interpretado como una capitulación ante Hamas. La coalición prestó juramento el domingo e incluye a partidos de todo el espectro político, incluido un pequeño partido árabe.

Mansour Abbas, cuyo partido es la primera facción árabe en unirse a una coalición de gobierno, dijo a una radio local que se oponía a cualquier provocación y agregó que cualquiera que haya visto y seguido esta marcha sabe cuál es su propósito.

La policía aprobó una ruta para que los manifestantes pasen por la Puerta de Damasco, donde los manifestantes palestinos se enfrentaron repetidamente con la policía israelí por las restricciones a las reuniones públicas durante el mes sagrado musulmán del ramadán en abril y mayo.

Pero la marcha no pasará por la puerta hacia el corazón del Barrio Musulmán, un abarrotado barrio palestino de calles estrechas y callejones. En cambio, la policía dijo que deberá rodear las antiguas murallas de la Ciudad Vieja y luego entrar por la Puerta de Jaffa, una vía principal para los turistas, antes de encaminarse al Barrio Judío y al Muro de los Lamentos, el lugar más sagrado del judaísmo, vestigio del Templo de Jerusalén.