Fiscal de CPI pide investigar lucha vs el narco en Filipinas

La fiscal de la Corte Penal Internacional dijo el lunes que buscará autorización para abrir una investigación sobre la letal estrategia del gobierno de Filipinas para combatir al narcotráfico.

La fiscal de la Corte Penal Internacional dijo el lunes que buscará autorización para abrir una investigación sobre la letal estrategia del gobierno de Filipinas para combatir al narcotráfico.

Fatou Bensouda dijo que una pesquisa preliminar que ella abrió en febrero de 2018 determinó que existen las bases para creer que se ha cometido el crimen contra la humanidad del homicidio en Filipinas entre el 1 de julio de 2016 y el 16 de marzo de 2019, la fecha en que Filipinas se retiró del tribunal.

Los presuntos delitos sucedieron en el contexto de la guerra contra las drogas en el país asiático, dijo Bensouda en un comunicado.

El presidente Rodrigo Duterte anunció en marzo de 2018 que Filipinas retiraba del tratado que creó la CPI. La decisión entró en vigor un año después.

Sin embargo, Bensouda enfatizó que el tribunal todavía tiene jurisdicción sobre crímenes que presuntamente sucedieron mientras el país todavía era miembro de la corte.

Bensouda, cuyo periodo de nueve años como principal fiscal de la corte termina esta semana, indicó que la información recopilada por la pesquisa preliminar indica que miembros de la Policía Nacional Filipina, y otros que actuaban en coordinación con ellos, asesinaron ilegalmente entre varios miles y decenas de miles de civiles durante esa época.

Agregó que los fiscales también revisaron acusaciones de tortura y otros actos inhumanos, y sucesos relacionados que datan desde el 1 de noviembre de 2011, todos los cuales creemos que deben investigarse.

Cuando anunció que se retiraría de la corte, Duterte defendió las medidas severas contra el narcotráfico en un comunicado de 15 páginas que asevera que son legalmente dirigidas contra los capos de las drogas y traficantes que durante muchos años han destruido a la generación actual, sobre todo los jóvenes.

Los jueces del tribunal global tienen 120 días para emitir un fallo sobre la petición de la fiscal.