Recorre 25 provincias chinas con un estudio móvil, hace 1.600 fotos y las sube a una red social

  • El artista Maleonn, maestro de la teatralidad y el retoque digital, celebra su 40º cumpleaños con un proyecto "romántico" y de gran envergadura.
  • Lleva embarcado desde 2012 en un rastreo intensivo de China a bordo de un camión y con siete ayudantes para tomar fotos al estilo de los retratistas ambulantes.
  • Hace fotos de gente normal en escenarios de fantasía. Al acabar, regala a los voluntarios una copia y sube otra a Weibo, el 'Twitter chino'.
Dos chicas en un avión.  Una de las fotos del proyecto de Maleonn
Dos chicas en un avión.  Una de las fotos del proyecto de Maleonn
© Maleonn

Maleonn (Shangai, 1972) es un maestro de la teatralidad, la escenografía y el retoque digital. Sus fotografías poco tienen que ver con la idea clásica de la imagen congelada en el interior de una cámara y, como mucho, ajustada en algunos simples parámetros (contraste, equilibrio de color, recorte...) antes de llegar a la copia final. Para celebrar su 40º cumpleaños, este artista extremo y cultivador de lo abigarrado salió el año pasado a la carretera con un estudio móvil instalado en un camión para retratar a gente normal tras un rastreo intensivo de la amplia geografía del país.

El proyecto Maleonn Mobile Studio ha recorrido 25 provincias, deteniéndose en 35 ciudades y haciendo más de 1.600 fotos, algunas de una sola persona y otras de parejas o grupos. El artista, cuyo nombre real es Ma Liang, regala una copia de los retratos a los voluntarios y de inmediato sube otra a su cuenta de Sina Weibo, la red social conocida como Twitter chino (casi 400 millones de usuarios registrados).

Desalojado de su estudio por la Policía

Maleonn, que trabajaba desde 2004 en el dinámico estudio colectivo Weihai 696 de Shangai, fue desalojado del lugar por la Policía en uno de los procesos de limpieza de los artistas peligrosos para el régimen dictatorial chino. El momento coincidió también con el divorcio de su esposa y ambas circunstancias motivaron una salida radical y muy distinta a las obras anteriores de Maleonn, basadas en la construcción de mundos digitales y surrealistas.

Estaba cansado de negociar con curadores y críticos a puerta cerrada "Cansado"  del "sistema del arte contemporáneo" y de "negociar con curadores de exposiciones y críticos a puerta cerrada" y aprovechando su 40ª cumpleaños, Maleonn abordó un proyecto basado en "hacer algo con la gente común". Con siete ayudantes y a bordo de un camión y una miniván con todo el equipo de fotografía e iluminación  y abundantes elementos escenográficos, se lanzó carretera adelante entre febrero y noviembre de 2012. La idea era emular a los antiguos fotógrafos ambulantes que recorrían el país ofreciendo sus servicios in situ.

Alojar y dar de comer al equipo

Cuando enunció sus intenciones en Weibo pidiendo voluntarios y estableciendo, como requisitos necesarios para hacer viable la idea, que en cada ciudad hubiese al menos ocho personas dispuestas a dejarse retratar y a colaborar buscando un local para instalar el estudio, así como alojar y dar de comer a los miembros del equipo, las ofertas empezaron a lloverle. La masiva respuesta le abrumó y ahora está dispuesto a iniciar una segunda gira e incluso a llevar la idea al Reino Unido.

Weibo fue cerrado en 2009 durante los disturbios raciales en XinjiangLa publicación diaria de las fotos en Weibo elevó exponencialmente el número de seguidores de la cuenta del artista. Como la plataforma social está muy vigilada por el gobierno chino —la red social fue cerrada en 2009 tras los disturbios raciales de Urumqi, capital regional de Xinjiang, que acabaron con casi 200 muertos—, Maleonn ha evitado, mediante la estricta publicación de las fotos, que el proyecto pueda ser censurado. Un equipo de vídeo que le acompañó durante la gira está editando un documental que probablemente tenga más aristas.

Superman y Superwoman

Los retratos muestran escenas fantásticas que tienen que ver con los deseos de los propios retratados: una chica aparece como Caperucita Roja, un grupo de amigos como un grupo de pop, un hombre como un maestro de artes marciales, una pareja se muestra como Superman y Superwoman, una joven es pretendida por un par de caballos humanoides...

No hay características locales. Todas las ciudades parecen Shangai El fotógrafo, muy conocido en China por sus cortometrajes y proyectos como Shangai Orphans (Huérfanos de Shangai), donde llevaba al protagonista del cuadro El grito a las calles de la ciudad para denunciar su deshumanización, reflexiona sobre la unificación creciente del paisaje de las ciudades chinas. "Todas las ciudades parecen Shanghai hace cinco años, con altos edificios de nueva construcción y centros comerciales. Es difícil encontrar las características locales... No sé cuál es el punto de mi proyecto con el estudio móvil, ni lo que va a suceder, sólo sé que hice a 1.600 personas muy felices".