EEUU cierra oficina de era Trump para víctimas de migrantes

Trump trató constantemente de establecer un vínculo entre los inmigrantes y la delincuencia.

Trump trató constantemente de establecer un vínculo entre los inmigrantes y la delincuencia.

En 2016 lanzó su campaña presidencial describiendo a los mexicanos que estaban ilegalmente en Estados Unidos como delincuentes violentos y a menudo resaltó la pandilla MS-13, que fue iniciada por inmigrantes salvadoreños.

Para defender su agenda política, Trump invitó a actos de campaña y discursos a personas cuyos familiares habían sido víctimas de delitos cometidos por inmigrantes.

Aunque Trump usó VOICE para vincular la inmigración con la delincuencia, parece que la agencia tuvo muy poco impacto.

Su reporte trimestral más reciente para 2018 dijo que recibió 781 llamadas en el período de tres meses, y que solamente 256 de las llamadas se relacionaron con los servicios que ofrecía. Aproximadamente la mitad fueron pedidos sobre el estatus de casos de inmigración y muchos de los demás fueron para asistencia a víctimas.

En abril, el gobierno de Biden ordenó que las autoridades federales dejaran de usar términos como extranjero ilegal y en lugar de ello usaran la frase indocumentado no ciudadano.

El lunes, la vicepresidenta Kamala Harris recibió fuertes críticas de algunos de los aliados proinmigrantes del gobierno por decirles a posibles migrantes durante una visita a Guatemala: No vengan, no vengan y que sería rechazados en la frontera estadounidense con México.