G7 inicia cumbre prometiendo donar vacunas contra COVID-19

es una ocasión para exponer su visión de una Gran Bretaña global tras el Brexit, como una nación de tamaño medio con un papel destacado en la resolución de problemas internacionales.

es una ocasión para exponer su visión de una Gran Bretaña global tras el Brexit, como una nación de tamaño medio con un papel destacado en la resolución de problemas internacionales.

Además, es una oportunidad para afianzar la alianza entre Londres y Washington, calificada a menudo de relación especial, pero que Johnson apuntó que prefiere el término relación indestructible.

El cambio climático también ocupa un lugar prominente en la agenda y cientos de manifestantes se congregaron en Cornualles para presionar a los gobernantes a que tomen medidas. Algunos activistas colocaron una balsa frente a la costa con muñecos inflables semejantes a Biden y Johnson. En una marcha, los manifestantes llevaban pancartas con las leyendas G7 se ahoga en promesas y Hechos no palabras.

La cumbre arrancó oficialmente el viernes con el tradicional saludo formal y una foto grupal, esta vez guardando la distancia social. Más tarde, los mandatarios se reunirán con la reina Isabel II y otros representantes de la familia real en el Eden Project, un centro de turismo ecológico cubierto por una cúpula en una antigua cantera.

Los gobernantes del G7 han enfrentado presiones crecientes para detallar sus planes de donación de vacunas, en especial por la desigualdad en el reparto de las dosis en todo el mundo. Estados Unidos tiene grandes reservas y su demanda interna bajó considerablemente en las últimas semanas.

Biden explicó que su país donará 500 millones de dosis de vacunas y anticipó un esfuerzo coordinado del grupo para hacer que la vacunación se generalice y acelere en todas partes del planeta. Este compromiso se suma a los 80 millones de dosis que el dirigente dijo que se repartirían antes de finales de junio.

Johnson, por su parte, apuntó que los cinco primeros millones de dosis británicas se entregarán en las próximas semanas y el resto en el año próximo.

En la cumbre del G7 espero que mis colegas gobernantes hagan compromisos similares para que, juntos, podamos vacunar al mundo para finales del año entrante y reconstruir mejor luego del coronavirus, afirmó Johnson en un comunicado en el que hizo referencia al lema de la campaña presidencial de Biden.

La canciller alemana Angela Merkel expresó la esperanza de que la cumbre demuestre al mundo que no pensamos solamente en nosotros y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, celebró el compromiso de Estados Unidos y afirmó que Europa debería hacer lo mismo, apuntando que su país repartirá al menos 30 millones de dosis en todo el mundo antes de final de año.

China y Rusia han compartido vacunas de producción nacional con otros países necesitados, a menudo con condiciones ocultas.

___

Miller informó desde Washington y Lawless desde Falmouth, Gran Bretaña. Los periodistas de AP Sylvie Corbet en París y Jonathan Lemire en Plymouth, Gran Bretaña, contribuyeron a este despacho.