Vaticano regula grupos laicos para evitar abusos de poder

El Vaticano tomó medidas el viernes para mejorar la regulación de los movimientos religiosos laicos: impuso límites al mandato de sus líderes y exigió que sus elecciones internas representen a su...

El Vaticano tomó medidas el viernes para mejorar la regulación de los movimientos religiosos laicos: impuso límites al mandato de sus líderes y exigió que sus elecciones internas representen a sus miembros.

El Pontificio Consejo para los Laicos, la oficina vaticana encargada de la supervisión de estos grupos, tomó medidas contra las asociaciones de fieles, un mundo que en gran medida no está regulado, luego de que se reportaron algunos caos de abusos de autoridad y mal gobierno.

La oficina supervisa unas 109 asociaciones internacionales entre las que están Camino Neocatecumenal y Comunión y Liberación.

En un decreto publicado el viernes y una nota explicativa aprobada por el papa Francisco, la oficina dijo que las normas de gobierno eran necesarias para disuadir la aparición de los cultos a la personalidad en torno a los fundadores de los movimientos; para reducir los conflictos entre sus miembros y para animar al relevo generacional dentro de las comunidades.

El decreto impone un mandato de cinco años, renovable una vez, para los cargos de gobierno y exige que todos los miembros tengan voto, de forma directa o indirecta, en las elecciones comunitarias.

Según la oficina vaticana, las pautas son necesarias porque la ausencia de límites a los mandatos había favorecido la personalización, la centralización y las expresiones de autorreferencialidad que pueden causar fácilmente violaciones serias de la dignidad y la libertad personal, e incluso abusos reales.