México: Suprema Corte verá polémico punto reforma judicial

La Suprema Corte de Justicia de México revisará el punto más polémico de la reforma del Poder Judicial aprobada recientemente por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que prevé la amplia...

La Suprema Corte de Justicia de México revisará el punto más polémico de la reforma del Poder Judicial aprobada recientemente por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que prevé la ampliación del mandato del presidente de ese alto tribunal en contra de lo que estipula la constitución.

Así lo indicó el martes el propio titular del máximo tribunal, Arturo Zaldívar, en un comunicado divulgado en sus redes sociales en el que señaló que dado el ambiente de desconfianza que generó ese cambio, que sembró "dudas sobre la independencia judicial y la división de poderes", decidió convocar al pleno de la corte a una consulta extraordinaria sobre cómo proceder.

El sistema de justicia mexicano está muy desprestigiado y la reforma aprobada por el Congreso en abril y que entró en vigor la víspera aspira a luchar contra la corrupción en del Poder Judicial. Pero además da más poder a la Suprema Corte y amplía el mandato de su actual presidente de cuatro a seis años, con lo que Zaldívar permanecería en su cargo hasta 2024, justo cuando termine la administración de López Obrador.

El presidente ha insistido en que esta ampliación permitiría completar la depuración y transformación de la justicia mexicana pero el tema ha generado numerosas críticas porque muchas leyes aprobadas han sido recurridas y debe ser el alto tribunal el que decida sobre su constitucionalidad. La oposición teme que el voto de Zaldívar pueda sesgar el punto de vista de la Corte en favor del gobierno y ha denunciado que está en juego la separación de poderes.

Zaldívar, que llegó a la Corte antes de que López Obrador asumiera el poder pero se ha mostrado afín a sus reformas, ha sido cauteloso y siempre ha dicho que acataría lo que los tribunales decidieran.

El anuncio de Zaldívar tuvo lugar justo después de las elecciones de medio mandato del domingo que renovaron toda la Cámara de Diputados y restaron escaños al partido del presidente Andrés Manuel López Obrador que, ni siquiera con sus aliados tradicionales, tendrá ahora una mayoría suficiente para realizar cambios constitucionales a menos que los negocie con la oposición.

Tenemos un tribunal constitucional autónomo e independiente que estará a la altura de esa responsabilidad, afirmó Zaldívar en el comunicado. El Poder Judicial seguirá actuando con plena imparcialidad, autonomía e independencia.