Parlamento de Israel votará el nuevo gobierno el domingo

El presidente del parlamento de Israel programó para el domingo una votación para elegir un nuevo gobierno que terminaría con los 12 años de mandato de Benjamin Netanyahu, el más largo en la hist...

El presidente del parlamento de Israel programó para el domingo una votación para elegir un nuevo gobierno que terminaría con los 12 años de mandato de Benjamin Netanyahu, el más largo en la historia del país.

Yariv Levin, un aliado de Netanyahu, anunció la votación el martes, un día después de reconocer la formación de una nueva coalición.

La frágil alianza está formada por ocho partidos de todo el espectro político israelí y tiene una estrecha mayoría en el Knesset, o parlamento, de 120 diputados. Pero parece mantenerse unida a pesar de la feroz campaña de los partidarios de Netanyahu, que incluyó amenazas y protestas ante las casas de los legisladores.

Netanyahu acusó a sus antiguos aliados de la derecha de traición por unirse a la izquierda y a un pequeño partido árabe que él también consultó.

Naftali Bennett, un ultranacionalista exaliado de Netanyahu, fungirá como primer ministro dos años, y luego cederá el testigo al centrista Yair Lapid, el impulsor de la coalición, que dio las gracias al presidente de la cámara por programar la votación.

El gobierno de unidad está en camino y está listo para trabajar en nombre de todo el pueblo de Israel", señaló Lapid.

Israel ha celebrado cuatro elecciones generales en menos de dos años, la última en marzo.

Cada vez, los votantes se mostraron profundamente divididos sobre si Netanyahu debería mantenerse en el cargo mientras enfrenta acusaciones de presunta corrupción, por las que está siendo juzgado. El gobierno de emergencia formado el año pasado para gestionar la pandemia del coronavirus se sumió en conflictos políticos internos y colapsó en diciembre. Netanyahu no logró formar gobierno tras los comicios de marzo antes de que el mandato pasase a Lapid.

La transición política, que aún podría fracasar, se produce en un momento de gran tensión luego de semanas de enfrentamientos entre manifestantes palestinos y policía israelí en Jerusalén, que provocaron una ola de violencia étnica y una guerra de 11 días en Gaza.