Tres meses de cárcel a precandidato nicaragí¼ense Arturo Cruz

Las autoridades judiciales de Nicaragua dictaron tres meses de cárcel para el precandidato presidencial opositor Arturo Cruz, detenido el pasado sábado e investigado por atentar contra la sociedad y...

Las autoridades judiciales de Nicaragua dictaron tres meses de cárcel para el precandidato presidencial opositor Arturo Cruz, detenido el pasado sábado e investigado por atentar contra la sociedad y los derechos del pueblo, se informó el lunes oficialmente en Managua.

En un comunicado, el Ministerio Público indicó que pidió a una jueza local ampliar a 90 días el plazo de detención e investigación contra Cruz, un reconocido economista que fue embajador del gobierno de Daniel Ortega en Estados Unidos entre 2007 y 2009. La jueza aceptó.

Cruz fue detenido sorpresivamente al arribar de Washington tres días después de que la policía allanara y ocupara la residencia de la aspirante presidencial opositora y periodista Cristiana Chamorro, que desde entonces permanece bajo arresto domiciliar e incomunicada, según sus familiares.

La Fiscalía dijo que la decisión se tomó debido a la gravedad y complejidad del delito denunciado, como es el delito de provocación, proposición y conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional; y porque existe la probabilidad de que el investigado pueda obstaculizar el proceso.

Arturo Cruz es uno de los precandidatos de la opositora alianza Ciudadanos por la Libertad (Cxl) a las elecciones del próximo 7 de noviembre, en las que Ortega buscará su tercera reelección para un cuarto mandato consecutivo a partir de 2022. La ampliación del plazo para la detención de una persona, que antes era de 48 horas, fue modificada en diciembre pasado mediante una reforma al Código Procesal Penal aprobada por el Parlamento, de mayoría oficialista.

El precandidato presidencial Juan Sebastián Chamorro dijo a la AP que la residencia de Cruz fue allanada por la policía este mediodía. En redes sociales circularon videos con imágenes.

La Fiscalía informó que Cruz, de 67 años, fue puesto a la orden de un juzgado y que la judicial admitió en la audiencia la solicitud del Ministerio Público. El abogado Elton Ortega, defensor del opositor, dijo a periodistas que él no estuvo presente en esa audiencia junto a su cliente.

Más temprano este lunes, antes de conocerse el comunicado de la Fiscalía, el jurista presentó en los juzgados de Managua un recurso de exhibición personal a favor de Cruz, en vista de que, dijo, se desconoce su ubicación y condición física. El abogado señaló que la familia del político presume que esté recluido en la cárcel de El Chipote, sector sureste de la capital, pero no lo tenemos confirmado.

También acudió a los juzgados la abogada Orietta Benavídez, defensora de Cristiana Chamorro, quien dijo que solicitó información sobre su caso sin tener ninguna respuesta de las autoridades.

Mientras tanto, la opositora Coalición Nacional (CN) de Nicaragua acusó al gobierno de lanzar una nueva embestida represiva para infundir miedo en la población de cara a las elecciones porque tiene temor de perderlas.

El gobierno hace uso de todos los instrumentos institucionales y políticos para reprimir e intentar infundir miedo en la población, al tiempo que ha puesto en marcha todos los mecanismos dirigidos a hacer de las elecciones de noviembre una gran farsa, indicó la CN en un comunicado leído en una rueda de prensa. Según la CN, por esa misma razón la Fiscalía ha citado a un tercer precandidato presidencial, el opositor Félix Maradiaga, quien deberá presentarse a declarar este martes. El político ha dicho que desconoce por qué ha sido llamado y qué cargos podría imputarle el gobierno.

La CN demandó unidad a todas las fuerzas opositoras en Nicaragua e instó a la Organización de Estados Americanos (OEA) a aplicar la Carta Democrática al gobierno de Nicaragua por haber alterado el orden constitucional en el país.

También este mediodía, la vicepresidenta y vocera oficial, Rosario Murillo, aludió directamente por primera vez a la detención de los precandidatos opositores.

No vamos a permitir que se perpetúe, que se continúe queriendo atracar los derechos del pueblo. Porque es un atraco a los derechos del pueblo, pretender cercenar su soberanía a cambio de dinero mal habido, y lo mal habido tiene mal fin, afirmó Murillo, esposa de Ortega, en declaraciones a la televisión oficialista.