Diablos celebran Corpus Christi en pandemia en Venezuela

son parte del ritual. De acuerdo con la tradición, en el noveno jueves después de la Semana Santa el diablo anda suelto, por lo que los danzantes llegan de cualquier parte, muchos directamente de su...

son parte del ritual. De acuerdo con la tradición, en el noveno jueves después de la Semana Santa el diablo anda suelto, por lo que los danzantes llegan de cualquier parte, muchos directamente de sus casas, y se congregan frente al templo. Algunos de ellos avanzan de rodillas los últimos 30 metros entre una cruz y la iglesia como penitencia.

La pandemia, empero, ha obligado a realizar algunos ajustes en el ritual, entre ellas suspender la procesión en los poblados. La celebración el año pasado y este año ha sido "atípica, comentó Alexis Pérez, un miembro de la cofradía de los Diablos Danzantes de Yare en el vecino estado Miranda. La pandemia rompió los esquemas... rompió la tradición. Ahora no se danza en el pueblo, sino en los altares y sitios dispuestos por las autoridades, conjuntamente, con la iglesia y los capataces de la cofradía, acotó.

Ya la gente no va donde está el Santísimo Sacramento, los turistas no llegan masivamente, los diablos no salen en procesión para seguir a corta distancia en señal de sumisión y temor al Santísimo Sacramento, explicó Pérez, de 63 y que suma 38 años como promesero. Ahora el Santísimo Sacramento llega a los sectores donde están las personas.

Pese a que la danza de los diablos se ha convertido en una atracción turística, las autoridades religiosas no se cansan de aclarar que se trata de una solemne ceremonia religiosa. Dividimos el municipio en sectores y en cada sector se van a reunir los promeseros del vecindario, mientras una comitiva lleva al Santísimo en un autobús, danzan allí, pagan su promesa... y esos promeseros se quedan allí en su sector.

Pese a los problemas, los promeseros no se dejan abatir y se esfuerzan por preservar esta antigua tradición para las generaciones futuras. Pensaba que si no daban permiso las autoridades y la iglesia, igualito los diablos iban a salir, enfatizó Pérez. Nunca se plantearon cancelar la celebración. Es imposible que los devotos no lo hagan, insistió.

Aunque las promesas suelen ser personales, en tiempo de pandemia los diablos danzantes al unísono piden el milagro que cese la pandemia a nivel mundial y proteja a Venezuela

En este país -donde el coronavirus no ha azotado con tanta fuerza como en otros territorios sudamericanos - se contabilizan 2.674 fallecidos y más 236.000 casos positivos, de los cuales se mantienen unos 16.200 casos activos. Miranda y La Guaira figuran entre los cinco estados con más contagios, más de 27.900 y 13.900, respectivamente. Caracas es la región con mayor número, con casi 41.000 casos positivos registrados

___

Delacroix reportó desde Yare, estado Miranda.

El periodista Jorge Rueda contribuyó a este despacho desde Caracas.