Firma privada asume control de electricidad en Puerto Rico

al tiempo que recibe centenares de millones para la administración del sistema.

al tiempo que recibe centenares de millones para la administración del sistema.

Las autoridades esperan que el operador privado trabaje mejor que la Autoridad de Energía Eléctrica de la isla, que ha pasado trabajos para restaurar la red y mantener el servicio mientras lidia con una deuda de 9.000 millones de dólares, más que cualquier otra agencia del gobierno puertorriqueño.

Incluso con la privatización, la mayoría de los analistas consideran que el gobierno y la junta de control van a tener que aceptar eventualmente un aumento de las tarifas de electricidad para satisfacer las demandas de los acreedores.

Mientras, la nueva compañía hereda apagones, con más de 30.000 usuarios sin electricidad en semanas recientes.

No queremos llegar al 1 de junio con un montón de apagones, pero va a ser cómo va a ser, dijo Stensby.

Puerto Rico escogió a Luma en junio de 2020 para operar y modernizar el sistema de transmisión y distribución de electricidad en la isla.

El gobernador Pedro Pierluisi dijo que la compañía ha prometido reducir las interrupciones de electricidad un 30%, la duración de los apagones un 40% y reducir los accidentes de trabajo a la mitad.

Hemos tenido una compañía estatal de servicios públicos incompetente por demasiado tiempo, dijo. La transformación en marcha creara una diferencia.

Críticos han pedido al gobierno a cancelar el acuerdo. Una organización sin fines de lucro basada en Texas, el Institute for Energy Economics and Financial Analysis, se quejó de que Luma no sería penalizada por no ahorrar dinero o no satisfacer los objetivos de energía renovable.