Feriado en Miami empañado por violencia armada

El fin de semana del Día de los Caídos en Guerras quedó empañado por la violencia en la zona de Miami, incluyendo un tiroteo que dejó dos muertos y 21 heridos, informaron autoridades.

El fin de semana del Día de los Caídos en Guerras quedó empañado por la violencia en la zona de Miami, incluyendo un tiroteo que dejó dos muertos y 21 heridos, informaron autoridades.

La policía de Miami Beach recibió múltiples pedidos de auxilio justo después de las 11:30 de la noche del lunes. Los agentes que acudieron al lugar hallaron a una persona herida en el hombro y otra lesionada en la pierna, indicó el vocero Ernesto Rodríguez en las redes sociales. Ambos fueron llevados al Jackson Memorial Hospital.

Una carretera importante de la zona, la MacArthur Causeway, fue clausurada mientras transcurría la investigación, aunque fue reabierta la mañana del martes.

Varios posibles sospechosos fueron detenidos en conexión con el suceso, informó Rodríguez.

Entretanto, la policía seguía buscando a tres asaltantes enmascarados que abrieron el fuego la mañana del domingo afuera de un salón de fiestas en Miami. El lunes la policía publicó imágenes de video de vigilancia mostrando una camioneta SUV blanca entrando al centro comercial donde está la salón El Mula en el condado Miami-Dade, cerca de Hialeah.

En el video, tres personas salen de la camioneta, una de ellas esgrimiendo una pistola y las demás con lo que la policía calificó como parecidas a fusiles de asalto. Los asaltantes disparan indiscriminadamente a la multitud, aunque la policía dice que tenían en mente a ciertas personas.

Además de los dos fallecidos, otras tres personas estaban en condición crítica. La policía no divulgó las identidades de las víctimas debido a leyes de privacidad.

La SUV usada en ese atentado fue hallada el lunes sumergida en un canal a unos 13 kilómetros (8 millas) al este de la sala de festejos. Había sido reportada como robada hace dos semanas, dijeron autoridades.

La policía de Miami-Dade informó que la balacera del domingo no estuvo relacionada con los disparos desde un vehículo en marcha ocurrido la noche del viernes en la zona de Wynwood, en que una persona murió y otras seis resultaron heridas. Algunos testigos contaron que la andanada de balazos fue tan intensa que parecía una guerra.

Este fin de semana debíamos estar conmemorando a los caídos en las guerras, disfrutando de pasar el tiempo con seres queridos, y en lugar de ello estamos de luto, lamentó la alcaldesa de Miami-Dade Daniella Levine Cava en una conferencia de prensa el lunes.