Agencia de ONU, sin acceso a programa nuclear de Irán

La agencia de supervisión atómica de Naciones Unidas no ha podido tener acceso a datos importantes para monitorear el programa nuclear de Irán desde finales de febrero, cuando la República Islámi...

La agencia de supervisión atómica de Naciones Unidas no ha podido tener acceso a datos importantes para monitorear el programa nuclear de Irán desde finales de febrero, cuando la República Islámica empezó a restringir las inspecciones internacionales a sus instalaciones, indicó la agencia el lunes.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) reportó en un documento confidencial distribuido a países miembro y visto por The Associated Press que no se ha tenido acceso a los datos de sus monitoreos en línea de enriquecimiento y sellos electrónicos, ni ha tenido acceso a los registros de mediciones de sus dispositivos instalados de medición desde el 23 de febrero.

Mientras que el OIEA e Irán reconocieron previamente que las restricciones limitaban el acceso a las cámaras de vigilancia en las instalaciones iraníes, el reporte del lunes indicó que tales restricciones fueron mucho más allá. El OIEA reconoció que sólo podría proporcionar un estimado da las reservas nucleares totales de Irán al tiempo que continúa con el enriquecimiento de uranio a su nivel máximo histórico.

Teherán empezó a limitar las inspecciones en un intento por ejercer presión al gobierno del presidente estadounidense Joe Biden para que levante las sanciones perjudiciales restablecidas después de que el entonces presidente Donald Trump se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear de 2015 con Irán en 2018.

Bajo el acuerdo, el OIEA colocó alrededor de 2.000 sellos a prueba de alteración en material y equipo nucleares. Tales sellos brindaban información de manera electrónica a los inspectores. Los dispositivos automatizados de medición también ofrecían datos en tiempo real del programa.

Las negociaciones se encuentran actualmente en curso en Viena para que Estados Unidos se reincorpore al acuerdo, conocido como el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC).

Desde que el gobierno estadounidense se retiró del acuerdo, Irán ha estado violando constantemente las restricciones que enfrenta, incluyendo los tipos de centrífugas que tiene permitido usar, la cantidad de uranio enriquecido que se le permite almacenar y el grado de pureza en el que tiene permitido enriquecer el uranio.

En el reporte del OIEA, la agencia dio a conocer por primera vez los cálculos de las reservas de Irán en lugar de cifras exactas, afirmando que hasta el 22 de mayo, las reservas totales de Irán era de 3.241 kilogramos (7.145 libras), un aumento considerable en comparación con los cerca de 273 kilogramos (600 libras) del reporte del trimestre pasado.