Panamá: Varela dice defenderá su nombre en caso Odebrecht

El expresidente panameño Juan Carlos Varela (2014-2019) dijo el jueves que durante su gobierno no recibió ningún pago indebido de la constructora brasileña Odebrecht y afirmó que seguirá defendi...

El expresidente panameño Juan Carlos Varela (2014-2019) dijo el jueves que durante su gobierno no recibió ningún pago indebido de la constructora brasileña Odebrecht y afirmó que seguirá defendiendo su nombre ante las instancias judiciales, reaccionando así al pedido de llamamiento a juicio presentado por una fiscalía anticorrupción por el caso de sobornos de esa empresa.

La fiscalía también solicitó el llamamiento a juicio al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014).

Aquí estoy y estaré dando la cara porque nunca he rehuido el deber de rendir cuentas, dijo Varela a través de un comunicado publicado en redes sociales un día después de que la fiscal Tania Sterling declarara a medios panameños que dos exmandatarios están en la lista de cincuenta personas que se pide sean llamadas a juicio.

La vista fiscal de la voluminosa investigación sobre los sobornos y coimas de Odebrecht fue enviada a las instancias judiciales en abril, sin que se identificaran en ese momento los nombres de los encausados.

En su comunicado Varela agregó que las investigaciones judiciales han demostrado que no existe el menor indicio del pago de sobornos y evidencia alguna que sugiera la transferencia de fondos indebidos a mi persona. No tengo cuentas bancarias en paraísos fiscales, ni fondos o activos escondidos a través de testaferros dentro o fuera del país, sostuvo.

Aun así, dijo el exgobernante, el Ministerio Público decidió mantener los cargos por las donaciones recibidas por mi campaña electoral, a pesar de haber sido reportadas al Tribunal Electoral ya que estaban permitidas por la ley electoral vigente y fueron utilizadas en su totalidad para sufragar gastos electorales.

Tanto Varela como Martinelli han negado antes que hayan recibido coimas de Odebrecht a cambio de contratos multimillonarios con el Estado o beneficios para la constructora.

Ambos exmandatarios son pedidos a juicio por el delito de blanqueo de capitales. El órgano judicial debe convocar a una audiencia preliminar, la cual, de acuerdo al Ministerio Público podría ser entre seis o siete meses.

De acuerdo con las investigaciones, la gigante brasileña habría entregado sobornos por más de 100 millones de dólares en Panamá entre 2009 y 2014.

Martinelli, un magnate de los supermercados que gobernó entre 2009 y 2014, fue absuelto en un proceso judicial por espionaje telefónico en 2019, pero un tribunal anuló la sentencia absolutoria a fines de 2020 y ordenó un nuevo juicio, un proceso que Martinelli y su equipo legal rechazan y aseguran ha sido fabricado para perjudicarlo.

Sobre su pedido a juicio en el caso Odebrecht, Martinelli no ha reaccionado de momento. El exgobernante fue repatriado desde Miami a mediados de 2018 por pedido de la cancillería panameña para que enfrentara el juicio por espionaje político y permaneció detenido en una cárcel hasta poco antes de que concluyera el juicio, cuando se le transfirió a arresto domiciliario hasta recobrar la libertad con la sentencia absolutoria.

Dos hijos de Martinelli, detenidos actualmente en Guatemala y quienes enfrentan un proceso de extradición a Estados Unidos, también fueron mencionados en la investigación de Odebrecht.