EEUU niega evidencia de lavado en Fundación Violeta Chamorro

Estados Unidos negó el jueves que exista evidencia de lavado de dinero en las operaciones de la organización no gubernamental Fundación Violeta Barrios de Chamorro de Nicaragua, a la que el gobiern...

Estados Unidos negó el jueves que exista evidencia de lavado de dinero en las operaciones de la organización no gubernamental Fundación Violeta Barrios de Chamorro de Nicaragua, a la que el gobierno de Daniel Ortega investiga por supuestas irregularidades financieras.

En una declaración pública, un vocero del Departamento de Estado rechazó las imputaciones de la Fiscalía de Nicaragua contra la periodista y exdirectora de esa ONG, Cristiana Chamorro, quien aspira a competir como candidata presidencial y enfrentar a Ortega en los comicios del 7 de noviembre.

Como parte de nuestra supervisión regular (la agencia de cooperación) USAID ha realizado varias auditorías de nuestro programa con la Fundación Violeta B. de Chamorro.¯No hemos encontrado evidencia de lavado de dinero o instancia en la que los fondos de USAID hayan sido desviados por la Fundación para otros propósitos, señaló el portavoz que pidió no ser identificado por no estar autorizado a comentar sobre el tema.

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) es uno de los organismos internacionales con los que ha trabajado la Fundación, que cerró sus operaciones en febrero.

Al igual que todas las agencias del gobierno de los Estados Unidos, la USAID lleva a cabo una supervisión constante para garantizar los más altos estándares de responsabilidad en todas sus actividades, afirmó el vocero.

La Fiscalía ha citado en los últimos días a más de una decena de periodistas y directores de medios independientes para entrevistarlos sobre sus supuestos nexos laborales con la Fundación.

Según Cristiana Chamorro, Ortega pretende montar un juicio macabro en su contra para excluirla del proceso electoral. Ortega, de 75 años, buscará en noviembre su tercera reelección consecutiva.

Las elecciones libres y justas se ven socavadas cuando los medios de comunicación independientes son asediados y los líderes de la oposición tienen prohibido competir en esas elecciones, remarcó el portavoz del Departamento de Estado.

Asimismo, instó al gobierno de Ortega a que cese su represión y permita a los nicaragí¼enses ejercer sus derechos de reunión pacífica y libertad de expresión.

Advirtió que Estados Unidos continuará utilizando las herramientas diplomáticas y económicas a nuestra disposición para apoyar los llamamientos de los nicaragí¼enses a una mayor libertad, responsabilidad y elecciones libres y justas.