Uber y sindicato británico firman acuerdo de negociación

Uber informó el miércoles que reconocerá formalmente a un importante sindicato británico para que pueda representar a sus conductores, un avance para los activistas laborales que buscan condicione...

Uber informó el miércoles que reconocerá formalmente a un importante sindicato británico para que pueda representar a sus conductores, un avance para los activistas laborales que buscan condiciones de trabajo más justas por parte de la empresa de servicios de transporte.

La compañía, con sede en San Francisco, dijo que firmó un acuerdo de negociación colectiva con el sindicato GMB, uno de los más grandes de Gran Bretaña.

En virtud del acuerdo, el GMB representará a 70.000 conductores de Uber en toda Gran Bretaña. Los conductores aún podrán elegir cuándo y dónde conducen, y si es que lo hacen. La afiliación sindical no será automática y los conductores tendrán que inscribirse.

Se ha hecho historia, dijo Mick Rix, directivo nacional de GMB, en un comunicado emitido por Uber. Este acuerdo muestra que las compañías de apps no tienen que ser un salvaje oeste en la frontera indómita de los derechos laborales.

Uber y otras compañías de economía colaborativa basadas en aplicaciones han enfrentado presión a lo largo y ancho de Europa para reformar los modelos laborales que a menudo son responsabilizados por empleos precarios y bajos salarios.

El acuerdo se produjo luego de que el máximo tribunal de Gran Bretaña alteró el modelo de negocios de Uber con un fallo emitido hace unos meses en el que determinó que los conductores de la compañía debían ser clasificados como trabajadores designados y no como contratistas independientes. Eso les otorga prestaciones como un salario mínimo, pensiones y prima vacacional, lo cual la compañía empezó a proporcionar.

El GMB tiene más de 100 años de antigí¼edad y representa a 620.000 trabajadores británicos. Otro grupo que encabezó la acción jurídica, el App Drivers & Couriers Union, celebró el anuncio con cautela.

En general, este es un paso en la dirección correcta, pero hay varios obstáculos en el camino para que ADCU alcance un acuerdo similar, incluida una discrepancia con la forma en la que Uber calcula el salario mínimo y la prima vacacional, señaló.

El ADCU dijo que también tiene inquietudes sobre los motivos de Uber y señaló que le preocupa que la compañía busque utilizar la apariencia de acuerdos de negociación colectiva contundentes para debilitar el poder de los trabajadores en lugar de fortalecerlos.