Biden pide a inteligencia investigar el origen del COVID-19

El presidente Joe Biden pidió el miércoles a los agentes de inteligencia de Estados Unidos que redoblen sus esfuerzos para investigar los orígenes de la pandemia de COVID-19, incluida la improbabil...

El presidente Joe Biden pidió el miércoles a los agentes de inteligencia de Estados Unidos que redoblen sus esfuerzos para investigar los orígenes de la pandemia de COVID-19, incluida la improbabilidad de que se haya originado en un laboratorio chino.

Después de meses de restar importancia a esa posibilidad, el gobierno de Biden respondió así a inquietudes internas y geopolíticas sobre la necesidad de presionar a China para que sea transparente acerca del brote.

El expresidente Donald Trump y los republicanos han promovido la hipótesis de que el virus que causa el COVID-19 surgió en un accidente de laboratorio en lugar del contacto de seres humanos con animales infectados.

Biden dijo en un comunicado que la mayoría del sector de inteligencia coincidían en esas dos hipótesis probables, pero que no creen que exista suficiente información para determinar que una sea más probable que la otra. Reveló que dos de las 18 agencias de inteligencia se inclinan por el vínculo animal y una se inclina más hacia la teoría del laboratorio, cada una de ellas con escasa o moderada confianza.

Biden ordenó a los laboratorios estadounidenses que colaboren con la investigación y exhortó a China a cooperar con las investigaciones internacionales sobre los orígenes de la pandemia.

Estados Unidos seguirá trabajando con socios de ideas afines de todo el mundo para que presionen a China a participar en una investigación internacional exhaustiva, transparente, basada en pruebas y dar acceso a todos los datos y pruebas pertinentes, dijo.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el martes que la presidencia apoya una nueva investigación de la Organización Mundial de la Salud, pero que pedirá a China que dé un paso al frente y permita el acceso necesario para determinar los orígenes.

Por su parte, Biden sostuvo que tal vez nunca se llegue a una conclusión definitiva, dada la negativa del gobierno chino a colaborar plenamente con las investigaciones internacionales.

La imposibilidad de tener a nuestros inspectores en el terreno en los primeros meses siempre será un obstáculo a la investigación sobre el origen del COVID-19, añadió.