Líder de grupo independentista saharaui declarará en España

a un enclave español en el norte de ífrica que comparte frontera con territorio marroquí.

a un enclave español en el norte de ífrica que comparte frontera con territorio marroquí.

Rabat ha dicho que no restituirá a su embajador en Madrid si Ghali sale de España con el mismo secretismo que rodeó su llegada a mediados de abril y sin responder por las acusaciones de genocidio y otros posibles crímenes de los que le acusan grupos contrarios al Frente Polisario.

La ministra de Exteriores de España Arancha González Laya declaró que Ghalia se irá del país cuando mejore su condición de salud.

Ghalia saldrá de España cuando esté fuera de peligro, cuando haya acabado la razón para cual él está en nuestro país, que es, el tratar de una situación sanitaria crítica.

La canciller no quiso comentar sobre sus contactos con las autoridades marroquíes, diciendo que la diplomacia requiere discreción-

Un miembro del Frente Polisario que no estaba autorizado a dar su nombre en reportes en medios, dijo que Ghali cumpliría con la citación de la Audiencia Nacional en muestra de la confianza del Frente Polisario en la justicia.

El juez instructor Santiago Pedraz ha rechazado las peticiones de los demandantes, incluida una asociación sobre derechos de los saharauis afín a los intereses marroquíes, de que ordenara la detención de Ghali. También dará la oportunidad de que Ghali declare por videoconferencia desde Logroño, la ciudad norteña donde está hospitalizado el líder saharaui, de 71 años.

Ghali declinó firmar una citación judicial que se le envió a mediados de mayo, según un reporte policial al que tuvo acceso The Associated Press.