Aviones europeos evitan pasar sobre Bielorrusia

Las aerolíneas europeas evitaban el espacio bielorruso el martes tras una exhortación en ese sentido de la Unión Europea, que impuso sanciones a la antigua nación soviética por la desviación for...

Las aerolíneas europeas evitaban el espacio bielorruso el martes tras una exhortación en ese sentido de la Unión Europea, que impuso sanciones a la antigua nación soviética por la desviación forzada de un avión de pasajeros para arrestar a un periodista opositor.

La medida descarada, aparentemente por orden del presidente autoritario de Bielorrusia, provocó escándalo y furia generalizada, y los mandatarios de la UE se apresuraron a responder durante una cumbre el lunes. Acordaron prohibir a las aerolíneas bielorrusas que usen el espacio aéreo y los aeropuertos de las 27 naciones del bloque, impusieron sanciones a funcionarios vinculados con la desviación y exhortaron a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) a iniciar una investigación sobre el episodio, calificado por algunos de terrorismo de estado o piratería.

También exigieron la libertad inmediata del periodista Raman Pratasevich, un adversario del presidente Alexander Lukashenko, quien gobierna Bielorrusia con puño de hierro desde hace más de 25 años.

Pratasevich fue detenido el domingo cuando controladores de vuelo dijeron a la tripulación de un avión de Ryanair en el que viajaba que existía una amenaza de bomba y le ordenó aterrizar. Lo hizo escoltado por un caza MiG-29 bielorruso. El vuelo que salió de Atenas con destino a Vilna, Lituania, aterrizó inesperadamente en Minsk, la capital bielorrusa.

Bielorrusia ha defendido sus medidas, y el Ministerio de Transportes dijo el martes que ha invitado a representantes de la aviación internacional y autoridades de Estados Unidos y la UE a investigar la desviación del vuelo.

La aerolínea polaca LOT y las del Báltico han empezado a pasar por alto a Bielorrusia. Air France, KLM, Finnair, Lufthansa y Austrian Airlines han dicho que evitarán los vuelos sobre el país. El Reino Unido recomenzó a las aerolíneas que evitaran el país, y los vuelos de British Airways dejaron de pasar por su espacio aéreo.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que la desviación del vuelo de Ryanair era peligrosa e inaceptable y felicitó a la UE por sus medidas. Este es un secuestro de estado que demuestra cómo el régimen en Minsk ataca los derechos democráticos fundamentales y reprime la libertad de expresión y los medios independientes, dijo Stoltenberg.

Los embajadores de la organización militar de 30 naciones se reunían en las próximas horas para analizar el episodio.

Pratasevich, un periodista y activista de 26 años, fue arrestado junto con su novia rusa Sofia Sapega. Posteriormente se lo vio en un breve videoclip en la televisión estatal bielorrusa en el que hablaba rápidamente y declaraba sobre la organización de disturbios masivos.