UE acuerda sanciones a Bielorrusia por desvío de vuelo

La Unión Europea acordó el lunes imponer una serie de sanciones contra Bielorrusia, entre ellas prohibir que sus aerolíneas utilicen espacio aéreo y aeropuertos del bloque de 27 naciones, en medio...

La Unión Europea acordó el lunes imponer una serie de sanciones contra Bielorrusia, entre ellas prohibir que sus aerolíneas utilicen espacio aéreo y aeropuertos del bloque de 27 naciones, en medio de la indignación por el desvío obligado de un vuelo comercial para arrestar a un periodista de oposición.

En reacción a lo que los mandatarios de los países de la UE describieron como el secuestro descarado de un avión de Ryanair que viajaba de Grecia a Lituania el domingo, también exigieron la liberación inmediata del periodista, Raman Pratasevich, uno de los máximos opositores del presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko.

No toleraremos que alguien quiera jugar a la ruleta rusa con las vidas de civiles inocentes, dijo el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, quien encabezó la cumbre del bloque.

La televisión estatal bielorrusa transmitió el lunes un breve video de Pratasevich, quien administraba un canal en una popular app de mensajes que tuvo un papel central en la organización de las protestas multitudinarias en contra de Lukashenko.

Sentado frente a una mesa, cruzado de brazos y hablando rápidamente, Pratasevich dijo que su estado de salud era satisfactorio y que su trato en custodia fue correcto y acorde a las leyes. Añadió que entregaría evidencia a los investigadores sobre la organización de las manifestaciones multitudinarias.

En una acción inusualmente expedita en Bruselas, los mandatarios europeos también instaron a todas las aerolíneas con sede en el bloque a evitar volar sobre Bielorrusia, decidieron imponer sanciones a los funcionarios vinculados con el desvío del vuelo del domingo, e hicieron un llamado a la Organización Internacional de Aviación Civil para que inicie una investigación sobre lo que perciben como una medida sin precedentes y que algunos describieron como terrorismo de Estado o piratería.

Los mandatarios llamaron a su consejo a implementar las medidas necesarias para prohibir el sobrevuelo del espacio aéreo de la Unión Europea a las aerolíneas bielorrusas e impedir el acceso a aeropuertos de la UE a vuelos operados por estas aerolíneas. Además de exigir la liberación de Pratasevich, también instaron a las autoridades en Minsk a liberar a su novia, de nacionalidad rusa, Sofia Sapega, quien fue retirada del vuelo junto a su pareja.

El texto fue respaldado rápidamente por los gobernantes europeos, quienes se mostraron determinados a responder con firmeza al incidente debido al grave peligro a la seguridad aérea y a los pasajeros a bordo generado por las autoridades bielorrusas, señaló un funcionario de la UE con conocimiento directo de las discusiones y que habló bajo condición de anonimato.

Ryanair dijo que los controladores de vuelo bielorrusos comunicaron a la tripulación que había una amenaza de bomba contra el avión cuando atravesaba el espacio aéreo bielorruso el domingo y le ordenaron aterrizar. Un avión de combate MiG-29 bielorruso fue enviado para escoltar el avión en una demostración de fuerza de Lukashenko, que ha gobernado el país con mano dura durante más de un cuarto de siglo.

Las autoridades bielorrusas detuvieron entonces a Pratasevich, activista, periodista y destacado crítico de Lukashenko.

___

Casert y Petrequin reportaron desde Bruselas e Isachenkov desde Moscú. Los periodistas de Associated Press Liudas Dapkus, en Vilna, Lituania, Sylvia Hui y Jill Lawless en Londres, David Koenig en Dallas, Alexandra Jaffe en Washington y Geir Moulson en Berlín contribuyeron a este despacho.