Entre el ayer y el mañana, Leonel García vive a 45 RPM

Para su nuevo álbum de estudio, 45 RPM, Leonel García se aventuró a experimentar con tres preludios y una Intro inspirados en la naturaleza y máquinas como el polígrafo con el fin de ampliar idea...

Para su nuevo álbum de estudio, 45 RPM, Leonel García se aventuró a experimentar con tres preludios y una Intro inspirados en la naturaleza y máquinas como el polígrafo con el fin de ampliar ideas presentadas en sus letras.

Tenía muchas ganas de hacerlo hace mucho. Me gustan mucho estas pausas, momentos donde refrescas un poco el oído y las ideas entre un grupo de canciones y otras, dijo el músico mexicano en una entrevista por videollamada desde la Ciudad de México. Soy mucho de audífonos. Me gusta escuchar música muy íntimamente y creo que esta parte está especialmente diseñada para los que les gusta escuchar con un aparato de alta fidelidad.

En estos espacios, García buscó generar texturas y colores sonoros de diversas maneras. El preludio de Miento, una canción con Nicole Zignago sobre engañarse a uno mismo cuyo video muestra las líneas trazadas por un polígrafo, incluye sonidos que representan al detector de mentiras logrados en estudio de manera manual, grabando pluma sobre papel como si fueran las agujas, dijo.

La Intro del álbum presenta una armonía vocal que se convierte en el canto de un pájaro. Ese pájaro canta aquí en mi jardín a las seis de la mañana cuando a veces estoy desvelado componiendo y me llega en la madrugada, contó el músico, quien lo grabó directamente con su celular por considerar una maravilla que, en esta ciudad tan caótica y tan contaminada, siga habiendo estos pequeños milagros.

45 RPM, el octavo disco de García, salió el viernes junto con el video musical de Para la eternidad, un tema en español, inglés, italiano y un poquito de francés que interpreta con Ximena Sariñana y Jonaz de Plastilina Mosh, invitados a los que les tengo cariño, dijo.

El clip, que los presenta en una misteriosa casa antigua con elementos sangrientos de estilo vampírico, fue dirigido por Floria González, pareja de García y madre de su hijo, quien ha realizado otros de sus videos, como Para empezar y Bailar.

Para García, los personajes de la canción han vivido muchas épocas y por lo mismo quiso mezclar diferentes géneros musicales, como elementos programados, que le dan un toque que se acerca a la música urbana, e influencias de música francesa y brasileña. El vampiro sería una versión occidental de la reencarnación, y en Para la eternidad su amor no cabe en una sola vida, explicó.

En el sencillo De rodillas con Dani Martín y Pedro Capó, lanzado previamente, aborda desde el punto de vista masculino la lucha por la igualdad de género de las mujeres.

La mujer tiene una lucha muy fuerte para sus derechos, para su igualdad, en una búsqueda de recuperar o de alcanzar lo que hasta ahora no le han concedido, dijo. La postura del hombre en muchos casos es el silencio y me parecía que no era la postura correcta, me parecía que la postura correcta era una aceptación de que la historia hasta este momento no ha sido un factor que beneficie esas libertades y esas igualdades.

El video muestra a varios artistas y músicos masculinos arrodillándose en un acto de aceptación de responsabilidad.

Todos tenemos que generar un cambio en nuestras familias, en nuestros grupos de amigos en nuestro entorno ... en la manera que pensamos y nos expresamos al respecto de la mujer en general, agregó García.

También incluyó temas en solitario que llevan la emoción a flor de piel, como Amor y Morir. Sobre la primera dijo que es una canción muy adolorida sobre reconocer que no es justo mentirle a la otra persona y es mejor decir adiós. La segunda, en cambio, es una canción de gran felicidad y la siente más autobiográfica, llena de detalles cotidianos en la letra como cactus, gatos y lo que pasa en su cocina.

Habla de una relación de muchos años en donde has sentido y vivido tantas cosas en común con la otra persona que sientes que la vida ya ha valido la pena, dijo. Morir no está tan mal si has vivido con una persona así.

García grabó el álbum el año pasado cuando aún tenía 45 años. De ahí el título 45 RPM, que además hace referencia a los vinilos que tenían sólo una canción por lado.

Es un disco de mirar atrás y de mirar al futuro, en esta edad. En los 40s estás en la punta de la montaña y vas a empezar a bajar por acá, y antes de bajar volteas a ver lo que habías vivido, dijo.

El 12 de junio el músico tendrá un par de presentaciones en el foro Teatro del Parque en Interlomas de la Ciudad de México con cupo limitado. La segunda función se transmitirá internacionalmente por streaming.