Corte ordena indemnizar a víctimas de implantes defectuosos

Una corte de apelaciones francesa dictaminó el jueves que alrededor de 2.700 víctimas de un escándalo de implantes de mama defectuosos tienen derecho a recibir una indemnización. La empresa aleman...

Una corte de apelaciones francesa dictaminó el jueves que alrededor de 2.700 víctimas de un escándalo de implantes de mama defectuosos tienen derecho a recibir una indemnización. La empresa alemana TUV Rheinland cometió una negligencia al certificarlos como seguros, agregó.

El fallo, que podría no ser definitivo porque puede ser recurrido ante un tribunal superior, fue anunciado por la asociación francesa PIPA, que representa a las víctimas.

El escándalo se hizo público en 2010 cuando los médicos detectaron una tasa inusualmente alta de ruptura de implantes en mujeres que llevaban los producidos por la firma francesa Poly Implant Prothí¨se, o PIP. Sus productos se usaron en cientos de miles de mujeres en todo el mundo.

Este es claramente un día histórico para las víctimas de los implantes de mama PIP en todo el mundo y para los derechos de las mujeres, afirmó Olivier Aumaí®tre, el abogado que representa a las 2.700 mujeres que presentaron el caso, en una conferencia de prensa el jueves.

Según PIPA, la cuantía de las indemnizaciones está aún por determinar.

Los abogados de TUV Rheinland no realizaron comentarios de inmediato.

El fallo, según espera Aumaí®tre, podría tener implicaciones para muchas otras víctimas, aunque admitió no estar al tanto de otras compensaciones logradas en otros países.

Christine, una víctima que dijo que no quería ser identificada por su apellido, apuntó que hoy es un alivio, ya que podemos reconocer nuestra condición de víctimas. Casi todas nosotras tenemos efectos persistentes. Yo sigo teniendo silicona en mis órganos".

PIP fue liquidada en 2010. Su fundador, Jean-Claude Mas, fue condenado más tarde a una pena de cuatro años de cárcel. Los implantes, como se descubrió después, estaban rellenos con silicona barata de grado industrial que no era adecuada para humanos. Mas murió en 2019.