Sirios en el extranjero votan en presidenciales simbólicas

Ciudadanos sirios expatriados y aquellos que huyeron del país por la guerra comenzaron a votar el jueves en las embajadas extranjeras antes de las elecciones de la próxima semana donde la victoria d...

Ciudadanos sirios expatriados y aquellos que huyeron del país por la guerra comenzaron a votar el jueves en las embajadas extranjeras antes de las elecciones de la próxima semana donde la victoria del presidente, Bashar Assad, para un cuarto mandato de siete años está casi garantizada.

En Beirut, unos pocos cientos de partidarios de Assad acudieron temprano a la embajada en las afueras de la capital, Beirut, para depositar sus boletas. Los comicios son los segundos desde que comenzó la guerra civil siria hace una década y tanto por la oposición, como Occidente y algunas naciones árabes, los consideran una farsa diseñada para dar al actual presidente un nuevo mandato con un viso de legitimidad.

En el país, la votación se celebrará el 26 de mayo, pero los sirios en el extranjero votan el jueves.

Assad llegó al poder en 2000 para suceder a su padre, Hafez, quien había gobernado durante 30 años. A pesar de la guerra, que en algún momento pareció amenazar su poder, Assad se mantuvo en el cargo, respaldado por la potencia regional Irán y por Rusia, que envió asesores militares y aviación para hacer retroceder a la oposición armada.

El conflicto ha remitido en los últimos años, pero el país sigue desgarrado. Miles de soldados extranjeros ocupan bases en distintas zonas del país. Los comicios no se celebrarán en al menos cuatro provincias controladas por la oposición y las fuerzas kurdas, lo que impedirá que cerca de 8 millones de sirio ejerzan su derecho al voto. También es probable que muchos refugiados no participen en los comicios organizados por las embajadas sirias.

Dos candidatos, incluyendo la primera mujer que opta al cargo, competirán simbólicamente contra Assad en la boleta.