Alabama: Ordenan arresto por robo de monumento confederado

La policía en Alabama emitió una orden de arresto para un individuo en conexión con el robo de un monumento confederado que fue sacado de un cementerio en Alabama y hallado en Luisiana.

La policía en Alabama emitió una orden de arresto para un individuo en conexión con el robo de un monumento confederado que fue sacado de un cementerio en Alabama y hallado en Luisiana.

La policía en Selma acusa a Jason Warnick de robo por la misteriosa desaparición de la silla labrada en caliza, dijo el fiscal del condado Dallas Michael Jackson.

Warnick enfrentaba ya cargos de posesión de propiedad robada luego que la policía halló el monumento en su salón de tatuajes en Nueva Orleans.

Un abogado de Warnick dijo que éste niega haber estado involucrado en el robo, que ocupó titulares de prensa antes de que el monumento fuera recuperado.

Esto es nuevo, pero estamos en contacto con la policía en Selma y haremos planes en los próximos días, dijo el abogado Michael Kennedy en un correo electrónico. El señor Warnick niega categóricamente cualquier participación en el robo de esa instalación de arte monumental y planea defenderse y defender su reputación vigorosamente, dijo.

Warnick y otras dos personas fueron acusados previamente de posesión de la silla tras el robo.

La extraña saga comenzó el 20 de marzo, cuando una representante del grupo United Daughters of the Confederacy (Hijas Unidas de la Confederación) le reportó a la policía que la Jefferson Davis Memorial Chair había desaparecido del Cementerio Live Oak, ubicado en una ciudad conocida por sus lazos con el movimiento de derechos civiles. Hijas Unidas de la Confederación es una organización fraternal formada por mujeres descendientes de soldados confederados.

La silla no está vinculada directamente con Davis, quien fue el único presidente de la Confederación, pero era un monumento a él colocado junto a otros monumentos confederados en una sección privada del cementerio municipal.

Alguien envió un correo electrónico firmado Las Mentiras Blancas Importan a los medios noticiosos en el que se atribuyó responsabilidad por el robo y dijo que la silla sería devuelta solamente si las Hijas Unidas de la Confederación aceptaban mostrar un cartel en su sede en Virginia con una cita de un activista negro contra el racismo.

Un correo electrónico posterior de alguien posando con uniforme de la Unión (el norte durante la Guerra Civil) mostró una silla que parecía el monumento desaparecido, pero con un agujero en el centro. Un correo final dijo que la foto era una falsificación y que la silla real sería devuelta sin daños.