Biden promueve autos eléctricos para impulsar economía

El presidente Joe Biden promoverá el martes los autos eléctricos no sólo como una tecnología que creará empleos e impulsará la economía, sino también como una manera de evitar la contaminació...

El presidente Joe Biden promoverá el martes los autos eléctricos no sólo como una tecnología que creará empleos e impulsará la economía, sino también como una manera de evitar la contaminación y el calentamiento atmosférico.

Biden inspeccionará una fábrica de vehículos eléctricos de Ford que está siendo construida en el vasto complejo de esa empresa automotriz en Dearborn, Michigan.

La visita ocurre un día antes del anuncio de Ford sobre su camioneta pickup totalmente eléctrica F-150, que llevará el nombre de Lightning.

Biden ha propuesto un plan de infraestructura de 2,3 billones de dólares que incluye una transformación del sector automotor para hacer más accesibles los vehículos eléctricos, a fin de impulsar la economía y la lucha contra el cambio climático.

El mandatario contempla financiar el plan mediante un aumento de los impuestos a las corporaciones, de 21% a 28%. Grupos empresariales y políticos republicanos se oponen al aumento de impuestos.

Biden enfrenta además otro obstáculo a sus ambiciones: la falta de estaciones de recarga eléctrica para los vehículos. Por ello ha propuesto un subsidio de 174.000 millones de dólares para fomentar el uso de autos eléctricos. Tales fondos abarcan reembolsos, incentivos de compras y dinero para construir unas 500.000 estaciones de recarga de aquí hasta el año 2030.

Una mayor cantidad de estaciones de recarga eléctrica aliviaría los temores del público de quedar varados en alguna zona remota sin batería, un obstáculo que se le ha presentado a Ford y General Motors en sus intentos por promover ese tipo de vehículos.

Según la Casa Blanca, Estados Unidos tiene apenas un tercio del mercado de vehículos eléctricos que tiene China y mucho menos estaciones de recarga eléctrica.

___

Krisher reportó desde Detroit y Josh Boak en Washington.