Hackeo al sistema médico de Irlanda cancela miles de citas

El sistema de salud de Irlanda seguía el martes tratando de reparar sus computadoras y atender a pacientes, cuatro días después de sufrir un devastador ciberataque.

El sistema de salud de Irlanda seguía el martes tratando de reparar sus computadoras y atender a pacientes, cuatro días después de sufrir un devastador ciberataque.

Miles de citas médicas, tratamientos oncológicos y cirugías tuvieron que ser canceladas a raíz del ataque de ransomware ocurrido el viernes.

El primer ministro irlandés Micheal Martin dijo que fue un ataque nefasto que no solo afectó a pacientes médicos sino al público irlandés.

El director del sistema de salud Colm Henry afirmó que la intrusión impactó severamente nuestra capacidad de prestar atención médica y apagó el sistema usado para pagar sueldos a los trabajadores del sector salud.

En declaraciones a la emisora RTE, Henry advirtió que el problema empeorará en los días y semanas venideros.

Ransomware es un programa informático malicioso que bloquea una computadora, codificando los datos que contiene, y que muestra un mensaje exigiendo el pago de un rescate para liberar los datos. Una vez pagado, los hackers proporcionan claves de descifrado de software.

Las autoridades irlandesas informaron que los delincuentes han exigido dinero, pero que no lo pagarán.

Conti, una banda de hackers rusoparlante, exigió 20 millones de dólares, según el portal que tiene en la darknet, vista por The Associated Press. Los delincuentes amenazaron con publicar y vender los datos privados muy pronto si no se les paga.

El gobierno no hará pago alguno, aseguró a la emisora RTE la ministra de justicia Heather Humphreys. Rechazamos este intento de chantaje.

La Asociación de Emergencias Médicas de Irlanda exhortó a la población a abstenerse de acudir a las salas de emergencia a menos que sea estrictamente necesario. Advirtió que no se pueden realizar radiografías, tomografías ni pruebas de sangre, y que no hay acceso a pruebas o radiografías anteriores. Además, muchos de los sistemas telefónicos de los hospitales no están funcionando porque se basan en redes de computadoras.