Grupo judío condena marcha frente a sinagoga en Alemania

La principal agrupación judía de Alemania calificó como puro antisemitismo una protesta efectuada frente a una sinagoga en el oeste del país.

La principal agrupación judía de Alemania calificó como puro antisemitismo una protesta efectuada frente a una sinagoga en el oeste del país.

El Consejo Central Judío de Alemania denunció la marcha frente a la sinagoga de Gelsenkirchen. También han estallado manifestaciones en otras ciudades como Berlín, Hamburgo y Hannover, en protesta por las acciones israelíes en el más reciente estallido de violencia del Medio Oriente. Por lo menos dos sinagogas fueron atacadas, y varias banderas israelíes fueron arrancadas y quemadas.

El consejo tuiteó un video en el que se ve a decenas de personas ondeando banderas palestinas y turcas, y gritando insultos y groserías contra los judíos.

Vemos odio contra los judíos frente a una sinagoga en pleno Gelsenkirchen. Pensábamos que habían quedado atrás los tiempos en que se gritaban insultos contra los judíos en plena calle. Esto es puro antisemitismo, nada más, tuiteó la agrupación.

La protesta en Gelsenkirchen ocurrida el miércoles fue dispersada por la policía, reportó la agencia de noticias dpa, pero hubo reportes de incidentes similares en otras partes del país.

En algunas ciudades - entre ellas Berlín y Solingen -, donde se habían colocado banderas israelíes frente a la municipalidad en honor al aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Israel y Alemania, turbas enardecidas bajaron las banderas y las quemaron.

La noche del martes la policía detuvo a 13 sospechosos cerca de una sinagoga en Muenster luego de la quema de una bandera israelí allí. En Bonn, la policía reportó que una multitud dañó la puerta de una sinagoga tirándole piedras y quemó banderas. En Duesseldorf, alguien quemó basura en el monumento a una sinagoga desaparecida.

En Berlín en la Puerta Brandemburgo, unas 100 personas participaron en una marcha proisraelí la noche del miércoles ondeando banderas israelíes y sujetando un cartel que decía: Estamos con Israel ahora y siempre.

El gobierno alemán condenó los hechos enfáticamente, prometiendo llevar a justicia a los responsables y proteger a las instituciones judías del país.