Eslovaquia mantendrá reservas de la vacuna de AstraZeneca

Eslovaquia mantendrá sus reservas de la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19 a pesar de que el país suspendió su uso tras la muerte de una persona, informó el miércoles el ministro de Salud.

Eslovaquia mantendrá sus reservas de la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19 a pesar de que el país suspendió su uso tras la muerte de una persona, informó el miércoles el ministro de Salud.

El martes, Eslovaquia suspendió el uso de la vacuna de AstraZeneca luego que su Instituto de Control de Medicamentos determinó que era altamente probable que una mujer de 47 años muriera por recibir dicho medicamento.

El país había aprobado la aplicación de la vacuna de AstraZeneca a toda la población de entre 18 y 44 años de edad. Pese a la suspensión, aquellos que recibieron la primera dosis sí pueden recibir la segunda.

El ministro de Salud, Vladimir Lengvarsky, enfatizó que la causa del fallecimiento de la mujer sigue bajo investigación. Aseguró que la principal razón de la suspensión es que el país carece de suficientes dosis de AstraZeneca.

Eslovaquia, al igual que otros miembros de la Unión Europea, ha estado recibiendo menos dosis de esa compañía que antes.

Seguimos contando con AstraZeneca en nuestros planes de vacunación, insistió el ministro.

Millones de personas en Europa han recibido la inyección de AstraZeneca sin ningún problema, pero han surgido inquietudes debido a que una pequeña cantidad de personas han sufrido coágulos sanguíneos después de recibirla.

Dinamarca y Noruega, países sumamente cautelosos en su aplicación de todo tipo de vacuna, suspendieron el uso de las inyecciones de AstraZeneca en marzo debido a los coágulos.

Lengvarsky anunció que su ministerio está elaborando planes para que la población pueda elegir cuál vacuna recibir a partir de junio.