Tribunal avala acuerdo fiscal entre Luxemburgo y Amazon

En el más reciente revés a los esfuerzos de la Unión Europea contra la evasión de impuestos corporativos, un tribunal anuló el miércoles una decisión de la Comisión Europea que consideraba que...

En el más reciente revés a los esfuerzos de la Unión Europea contra la evasión de impuestos corporativos, un tribunal anuló el miércoles una decisión de la Comisión Europea que consideraba que un acuerdo fiscal entre el gobierno de Luxemburgo y Amazon equivalía a una ayuda estatal ilegal.

En 2017, el brazo ejecutivo de la UE ordenó a la minorista estadounidense pagar unos 250 millones de euros (300 millones de dólares) en impuestos atrasados a Luxemburgo, pero los jueces del Tribunal General de la UE dijeron que la Comisión Europea no demostró con el estándar legal requerido, que hubo una reducción indebida de la carga fiscal de una subsidiaria europea del grupo Amazon.

La empresa acogió con satisfacción la decisión de la corte, que está en línea con nuestra posición de larga data de que seguimos todas las leyes aplicables y que Amazon no recibió un trato especial, dijo la compañía en un comunicado. Nos complace que el tribunal haya dejado esto en claro y podemos seguir centrándonos en cumplir con nuestros clientes en toda Europa.

La decisión de la Comisión Europea se refería al trato fiscal que dio Luxemburgo a dos empresas del grupo Amazon: Amazon EU y Amazon Europe Holding Technologies.

Margrethe Vestager, comisaria europea de competencia, argumentó en ese momento que Amazon se había beneficiado injustamente de condiciones especiales de impuestos bajos desde 2003 en Luxemburgo, donde la empresa tiene su sede europea. Como resultado, casi las tres cuartas partes de las ganancias de Amazon en la UE no estaban gravadas, dijo Vestager. La funcionaria no ha comentado sobre el fallo del miércoles.

Tanto Luxemburgo como Amazon impugnaron la decisión ante el Tribunal General de la UE.

La UE ha puesto bajo la lupa los acuerdos celebrados entre países individuales y empresas extranjeras que buscan establecerse en el bloque europeo. La práctica llevó a los estados de la UE a competir entre sí y a que las multinacionales se enfrentaran entre sí.

Los jueces del Tribunal General han respaldado a la Comisión Europea en varios casos, pero los esfuerzos de la UE por tomar medidas enérgicas contra acuerdos fiscales favorables sufrieron reveses recientes en casos que involucran a Starbucks y Apple.

___

El periodista de The Associated Press Kelvin Chan en Londres contribuyó para este despacho