Irán lanza contienda presidencial en medio de tensiones

pese a que Estados Unidos con el nuevo presidente Joe Biden trata de encontrar una forma de reingresar al acuerdo nuclear abandonado por su predecesor Donald Trump.

pese a que Estados Unidos con el nuevo presidente Joe Biden trata de encontrar una forma de reingresar al acuerdo nuclear abandonado por su predecesor Donald Trump.

Quienquiera que gane la elección del 18 de junio remplazará a Ruhani, un relativo moderado dentro de la República Islámica cuyos dos términos de cuatro años comenzaron con Irán alcanzando el acuerdo atómico. Su tiempo en el cargo llega ahora a su fin con el acuerdo desplomado luego de la retirada unilateral de Estados Unidos en el 2018.

El colapso del acuerdo, bajo el que Irán limitó su enriquecimiento de uranio a cambio de un levantamiento de sanciones, ha llevado a Teherán a abandonar esas restricciones y enriquecer uranio al nivel más alto en su historia. Semanas de conversaciones en Viena sobre una reanudación del acuerdo no han conseguido progresos significativos, algo que se vuelve más improbable con el fin de la presidencia de Ruhani.

En Irán, hay candidatos en un espectro político que incluye a conservadores que quieren expandir el programa nuclear y confrontar al mundo, moderados que desean mantener el status quo y reformistas que quieren cambiar la teocracia.