AP EXPLICA: ¿Qué espera Broadway para reabrir?

Los productores de Broadway se están volviendo locos para anunciar que las entradas para sus espectáculos están disponibles nuevamente. Pero no se vistan todavía: el telón no se levantará en la ...

Los productores de Broadway se están volviendo locos para anunciar que las entradas para sus espectáculos están disponibles nuevamente. Pero no se vistan todavía: el telón no se levantará en la mayoría de los teatros hasta septiembre u octubre.

Hamilton, The Lion King y Wicked volverán el 14 de septiembre, al igual que Chicago. Ain™t Too Proud “ The Life and Times of the Temptations reanudará sus funciones el 16 de octubre, The Phantom of the Opera el 22 de octubre y tanto Jagged Little Pill como Come From Away el 21 de septiembre. Six, que iba a abrir oficialmente el día que Broadway cerró en 2020, regresará el 17 de septiembre, al igual que American Utopia de David Byrne. Mrs. Doubtfire volverá el 21 de octubre. Otros espectáculos anunciarán pronto nuevas fechas, para el otoño boreal.

¿POR QUÉ CUATRO MESES DE ESPERA?

Vender entradas ahora les permite a los productores medir el interés en sus espectáculos; es como meter el dedo gordo del pie en el agua para chequear la temperatura. ¿Hay una demanda atronadora o es más bien poco entusiasta? ¿Qué tan duradero es el interés? Una vez que los productores obtengan respuestas, y el dinero que tanto necesitan de los asistentes interesados, podrán planificar. Es posible que los espectáculos que no reciban una respuesta entusiasta deban invertir más en publicidad o cambiarla.

Los espectáculos de Broadway dependen en gran parte de los turistas, que llenaban aproximadamente dos tercios de sus butacas antes de la pandemia, y los productores confían en que el número de visitantes aumentará en el otoño. La esperanza es que los amantes del teatro, turistas y neoyorquinos, vitoreen a toda voz el regreso. Será una gran ocasión.

El momento en que las luces del teatro se apaguen y las luces del escenario se enciendan probablemente será uno de los más emocionales del teatro en Nueva York. Y estoy ansiosa de estar en mi lugar en la parte trasera del teatro, dice Stacey Mindich, productora principal del musical Dear Evan Hansen.

¿QUÉ PASARí EN LOS PRí“XIMOS MESES?

Los espectáculos de Broadway no pueden simplemente reiniciarse como cuando uno enciende un interruptor de luz, en especial los grandes musicales. Es posible que miembros del elenco se hayan ido, lo que requiere de nuevas contrataciones. Las orquestas y conjuntos deben volver a aprender sus partes, los coreógrafos necesitan del elenco en la sala para sincronizar y los vestuaristas deben hacer pruebas y alteraciones. Los productores dicen que es como empezar nuevamente de cero.

La pandemia también agregó nuevos temores de seguridad para todo, desde el manejo de utilería hasta la limpieza del teatro. Los asientos de Broadway están muy juntos y los recintos no son particularmente aireados o espaciosos. Sólo para entrar antes de la pandemia era necesario pararse en una larga fila y apiñarse en las entradas. No es de extrañar que el primer caso reportado de COVID-19 en Broadway fue cuando un acomodador y un guardia de seguridad a tiempo parcial dieron positivo.

Por lo tanto, es necesario abordar ciertas preguntas: ¿Bastarán los chequeos de temperatura? ¿Deberán vacunarse todos los actores? ¿Tendrá que mostrar el público un comprobante de vacunación? ¿Se requerirán mascarillas? Algunos dueños de cines han instalado nuevos filtros de aire y algunos han renovado los baños. ¿Es eso suficiente? ¿Eliminarán los shows el intermedio y el servicio de bar para evitar que la gente se mezcle? Los productores y dirigentes sindicales deben llegar a acuerdos sobre todos estos temas antes de que se abran los teatros.

Y el público también tendrá que adaptarse. La actriz Katharine McPhee se preguntaba sobre cosas pequeñas, como gente tosiendo durante un espectáculo. Eso solía ser molesto; ahora puede ser un detonante. Siento que pasará mucho tiempo hasta que la gente no tenga algún trauma conectado a que todos tengamos miedo, dijo.

¿QUIÉN ESTí EN MEJOR FORMA?

Los espectáculos que probablemente tengan mejores resultados, al menos en un principio, tienen legiones de fanáticos y un historial sólido como fuente de entretenimiento: Hamilton, The Lion King, Wicked. Aquellos en condiciones más precarias son obras y musicales nuevos que pocos conocen pero que planea abrir valientemente después de la pandemia. Inicialmente, después de 18 meses de demanda reprimida, se espera que los amantes del teatro se comprometan a comprar boletos y aplaudir el regreso. Pero los meses después de que esos fanáticos acérrimos hayan ido y venido serán los más complicados. Los actores de teatro ciertamente tienen esperanzas.

Creo que, para mí, ha restablecido mi pasión por el teatro, dijo Jesse Tyler Ferguson, que espera el regreso de su reposición de Take Me Out. Creo que ha sido algo que muchos hemos dado por sentado y que, cuando volvamos a poder estar en comunión y unirnos y ver teatro en vivo juntos, sentiré lo mismo en mi corazón y en mi alma que cuando me senté por primera vez a ver mi primer show de Broadway a los 17 años.

POR QUÉ TIENE QUE SER TODO O NADA

Lejos del circuito teatral de Nueva York, ya se han inaugurado espectáculos con audiencias socialmente distanciadas, pero eso no es posible para los 41 teatros de Broadway. Las demandas financieras simplemente no favorecen mantener muchos asientos vacíos a propósito.

Los costos operativos promedio de una obra de teatro son de unos 300.000 dólares semanales, mientras que para los musicales ascienden a 600.000 por semana. La opinión generalizada es que muchos espectáculos necesitan vender al menos el 80% de las entradas sólo para cubrir los gastos. Determinar el precio de entrada también será un dolor de cabeza: ¿Debería haber precios regulares inicialmente y luego grandes descuentos más adelante para atraer a clientes más cautelosos? Disney está atrayendo clientes prometiendo pagar todas las tarifas de Ticketmaster y ofreciendo a los compradores asustadizos la libertad de cambiar o incluso cancelar boletos sin cargo. Habrá que hacer muchos cálculos numéricos de aquí a septiembre.

UN CAMBIO PROFUNDO

Dejando a un lado las finanzas, la comunidad teatral existente atraviesa un período de reflexión turbulento al recibir críticas dentro y fuera de la industria que exigen justicia racial, inclusión, salarios justos, responsabilidad y representación.

Estimulados por las protestas tras la muerte de George Floyd a manos de la policía, los manifestantes han salido a las calles para denunciar al sindicato Actors Equity Association y han obligado con éxito al productor Scott Rudin a hacerse a un lado ante acusaciones de hostigamiento. Las voces claman grandes cambios a un sistema que ha permanecido estático durante décadas. Determinar cómo llegar a un Broadway más inclusivo llevará tiempo.

Creo que ahora estamos en un punto en el que la gente está escuchando y la gente está dispuesta a hacer cambios, dijo Vanessa Williams, líder del nuevo grupo Black Theatre United, en marzo. Es casi como un botón de reinicio: ˜OK, ahora estamos escuchando y ahora vamos a hacer cambios™.

___

Mark Kennedy está en Twitter como http://twitter.com/KennedyTwits.