México: embarazadas serán vacunadas contra el COVID-19

México decidió incluir a las embarazadas en el plan nacional de vacunación contra el nuevo coronavirus que en la actualidad se está aplicando a las personas mayores de 50 años, anunciaron el mart...

México decidió incluir a las embarazadas en el plan nacional de vacunación contra el nuevo coronavirus que en la actualidad se está aplicando a las personas mayores de 50 años, anunciaron el martes las autoridades.

Quienes hayan pasado la novena semana de embarazo podrán participar de manera inmediata en el plan nacional de vacunación que lleva adelante el gobierno mexicano, indicó Ruy López, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades.

Al justificar la decisión López dijo, durante una conferencia de prensa, que existen evidencias internacionales y locales que revelan que en el embarazo la enfermedad COVID es más grave, se hospitalizan más y también hay mayor riesgo de muerte.

En México se han aplicado 21,35 millones de dosis de vacunas contra el COVID-19, registro que se considera muy bajo considerando que el país tiene aproximadamente 126 millones de habitantes.

Las autoridades mexicanas incluyeron entre los grupos prioritarios de vacunación al personal de salud, las personas mayores de 60 años, los maestros y este mes se agregó a las personas de entre 50 y 59 años. Las vacunas que se están suministrado son las de Pfizer, BioNTech, AstraZeneca, Sputnik V, Sinovac y CanSino.

El canciller Marcelo Ebrard adelantó el martes que México iniciará hacia finales de mes, si lo autorizan las autoridades sanitarias, los estudios de la fase III de la vacuna china Walvax, que utiliza tecnología ARNm y no requiere congelación, para garantizar la seguridad y eficacia de la vacuna en su población.

La incorporación de las embarazadas en la población prioritaria para la vacunación coincide con una merma, que se ha extendido por 16 semanas consecutivas, en el registro de nuevos contagios y hospitalizaciones en México, según han reportado las autoridades.

Hasta ahora el país ha registrado 2,36 millones de contagios y 219.089 de muertes confirmadas por pruebas de COVID-19, pero debido a que el país realiza tan pocos tests las autoridades reconocen que la cifra real de decesos superaría las 336.000.

Algunas sociedades científicas de Estados Unidos, Europa y América Latina han considerado aceptable la vacunación de embarazas considerando que son un grupo de riesgo, pero en otros países existen posiciones encontradas sobre el tema.

Los gobiernos de Río de Janeiro, Sao Paulo y de decenas de ciudades brasileñas suspendieron temporalmente el martes la aplicación de la vacuna de AstraZeneca en embarazadas luego de una recomendación de las autoridades.

La agencia sanitaria brasileña, Anvisa, sugirió la interrupción del uso en gestantes mientras el Ministerio de Salud investiga la muerte de una embarazada en Río que se había inoculado con el inmunizante, según reportó el diario brasileño Folha de Sao Paulo.

Anvisa recomendó en una nota técnica que el programa nacional de inmunización siga el prospecto de la vacuna, en el que no aparece el uso para gestantes.