Piden a Tailandia no repatriar a tres periodistas a Myanmar

Organizaciones de derechos humanos y de libertad de prensa pidieron el martes a las autoridades de Tailandia no repatriar a tres periodistas que huyeron de Myanmar, diciendo que enfrentarían arrestos...

Organizaciones de derechos humanos y de libertad de prensa pidieron el martes a las autoridades de Tailandia no repatriar a tres periodistas que huyeron de Myanmar, diciendo que enfrentarían arrestos y posibles daños físicos.

Los periodistas trabajan para la Voz Democrática de Birmania (DVB, por sus siglas en inglés) una agencia de noticias por internet y televisión, dijo el lunes su director ejecutivo y editor en jefe, Aye Chan Naing. Birmania es el antiguo nombre de Myanmar y todavía lo utilizan algunos opositores al gobierno militar.

El ejecutivo informó que los tres, junto con dos activistas, fueron arrestados el domingo en la provincia norteña de Chiang Mai durante una búsqueda al azar por parte de la policía. Fueron acusados entrar ilegalmente a Tailandia.

Los cinco se declararon inocentes el martes en un tribunal de Chiang Mai.

Las autoridades tailandesas deben defender la orgullosa historia del país como un santuario para los periodistas que huyen de la represión militar en Myanmar, dijo Shawn Crispin, representante para el sureste asiático del Comité para la Protección de Periodistas con sede en Nueva York.

Amnistía Internacional dijo que los detenidos podrían sufrir daños físicos si regresaban a Myanmar.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Tailandia, Tanee Sangrat, dijo en un mensaje de texto que las autoridades tailandesas interesadas se están coordinando para encontrar posibles soluciones humanitarias a este caso. No dio más detalles.

El Ejército de Myanmar ha restringido drásticamente la libertad de prensa desde que derrocó al gobierno electo de Aung San Suu Kyi en febrero. DVB y otras organizaciones de noticias recibieron la orden de no operar en ninguna plataforma; unos 80 periodistas han sido arrestados y casi la mitad permanece bajo custodia.